El candidato del PRO, Marco Enríquez Ominami, tildó de "absurdo" y de una "injusticia" el haber sido excluido de las elecciones presidenciales de noviembre.

El ex diputado era investigado por presuntas irregularidades en rendición de gastos de su campaña presidencial en 2013 ante el Servel. Sin embargo, después de varios años, fue asbsuelto.

Publicidad

El ex diputado afirmó que "es una violencia, es injusto. Es un absurdo. En una democracia justa esto no puede pasar".

"Dije una y mil veces que iba a luchar por mi derecho a votar y ser elegido. Y voy a seguir luchando. Anuncio que apelaremos, falta aún un tribunal superior", agregó.

El líder del PRO añadió que "es un absurdo que un ex candidato pinochetista que a la carretera austral le quiso poner el nombre del dictador genocida, convenza a un tribunal y se valida entre otros elementos, que ahora no tendría derecho a votar".

"Tenemos que respetar la presunción de inocencia o sino es una barbarie. Es el Estado de Derecho el que está en juego", precisó.

Publicidad