Tras tres rondas de votaciones, el constitucional Jaime Bassa fue electo como el vicepresidente de la Convención Constitucional.

​Bassa (Frente Amplio) fue electo tras una repetición de la primera votación, donde recibió 51 preferencias, seguido por Pollyana Rivera (Chile Vamos) con 35 y Rodrigo Rojas (Lista del Pueblo) con 29. En la segunda vuelta estos tres candidatos obtuvieron 74, 36 y 45 votos, respectivamente.

Finalmente, en la tercer vuelta Bassa obtuvo 84 votos, consiguiendo la mayoría absoluta.

Publicidad

El vicepresidente de la Convención tiene 44 años, es abogado de la Universidad Católica y doctor en Derecho en la Universidad de Barcelona. En la actualidad se desempeña como académico de derecho constitucional en la Universidad de Valparaíso y ha escrito una serie de textos sobre esta materia.

En la pasada elección del 15 y 16 de mayo Bassa fue electo en primera mayoría por el distrito 7 (Valparaiso, Viña, entre otras) con más del 13% de los votos.

Elisa Loncon, la presidenta de la Convención

Previo a esto la convención eligió a a Elisa Loncon como presidenta del organismo. La académica de la Usach y experta en educación intercultural recibió 96 votos en una segunda votación.

 "Estamos instalando una manera de ser plural, de ser democráticos, participativos, por eso esta convención que me toca presiddir transformará a Chile en un Chile plurinacional, que no atente contra los derechos de las mujeres, un Chile que cuide la madre tierra", expresó Loncon tras ser oficializada como presidenta de la convención. 

La votación comenzó pasadas las 13 horas luego de un tenso inicio de la instancia. Aunque la sesión inaugural estaba programada para las 10 de la mañana, las manifestaciones en las inmediaciones del sector hicieron que todo se postergara. Ya con más de media hora de retraso, la relatora del Tricel, Carmen Gloria Valladares, dio inicio a la ceremonia, pero fue interrumpida por integrantes de la instancia, que acusaron represión policial. 

La situación llevó a postergar el inicio de la sesión inaugural, que la finalmente pudo llevarse a cabo en medio de elogios al rol concilidor de Valladares.

Publicidad