La Guardia Civil de España detuvo a una mujer de 46 años que entregó a sus dos hijos, de 12 y 14 años, después de haberlos tenido secuestrados durante dos meses para evitar que recibieran la vacuna contra el COVID-19.

Cristina M.C. como fue identificada por la prensa española la mujer que hizo noticia en Sevilla, retuvo a sus hijos los primeros días de noviembre, luego de perder un juicio contra el padre de los adolescentes, quien sí quería vacunarlos.

Publicidad

Según informó El Mundo de España, los menores quedaron al cuidado del padre, luego que la mujer se entregara a la policía, y ella pasará la noche detenida a la espera de su formalización.

Desde la defensa de la mujer, el abogado Borja Gómez aseguró al medio citado que los menores están en buen estado y que lo único que hizo la acusada fue "defenderlos de los posibles efectos secundarios graves" de las vacunas.

Gómez dijo que la acusación contra la mujer es injustificada y aseguró que un “secuestro de menores”, como se le acusa a Cristina M. C., debe ser injustificado y, según dijo, en este caso "hay justificaciones sobradas".

Publicidad