Un ladrón ingresó a robar a una casa y, tras cometer el delito, abrazó a la víctima y le recomendó no dejar la puerta de la casa abierta, en Bahía Blanca, Argentina.

Según recogió Telefe, el hecho ocurrió durante la tarde del domingo, cuando Patricia Morales (55) fue sorprendida por un ladrón al interior de su casa.

El sujeto le exigió a la mujer que le entregara dinero en efectivo y oro, alegando que necesitaba "darle de comer a sus hijos".

Publicidad

Tras quedarse con $10 mil pesos argentino, un celular y pastillas, el ladrón abrazó a la mujer y le recomendó que no dejara la puerta de la casa sin llave y escapó a pie.

"Me dijo que no era asesino, que era chorro para darle de comer a sus hijos", dijo la mujer, afirmando que incluso se "tomó tres Clonazepam".

"Me dio un abrazo y me recomendó que no deje más la puerta sin llave", agregó.

La mujer reportó el hecho ante una comisaría de Bahía Blanca, donde los funcionarios comenzaron la búsqueda del ladrón y analizan las cámaras de seguridad ubicadas en el sector.

[VIDEO] Gobierno descarta querella por ley antiterrorista por atentado en Contulmo

Publicidad