El pasado miércoles 29 de junio un niño de 10 años fue internado en el Hospital Privado de Córdoba, luego de atragantarse con una golosina cuando jugaba con sus amigos en la escuela. Sin embargo, durante la jornada del viernes  1 de julio el menor murió según informó el centro asistencial.

“Lamentablemente, acaba de fallecer el niño. Les pedimos la mayor de las discreciones en este momento tan difícil para toda la familia”, fue el comunicado que envió el centro de salud.

Publicidad

El accidente que terminó con la vida del alumno, ocurrió en el Colegio Fasta Villa Eucarística en el sur de Córdoba. En un recreo, el menor comenzó a correr con un dulce en su boca, pero tropezó y se atragantó.

En primera instancia el pequeño de 10 años fue trasladado al Hospital Ferreyra, ubicado cerca del establecimiento educacional, donde le realizaron una laringoscopia para lograr retirar el objeto alojado en su garganta y así poder suministrarle oxígeno. Sin embargo, el estado del niño empeoró y sufrió un paro cardiorrespiratorio.

Ante la complejidad del caso, el menor fue derivado al Hospital Privado de Córdoba, lugar en el que permanecía internado desde el miércoles.

Publicidad