Una persona murió en Minneapolis este jueves tras una segunda noche de furiosas protestas por el asesinato el lunes de un hombre negro que estaba bajo custodia de la Policía, mientras las manifestaciones en repudio al crimen se extendieron a la ciudad de Nueva York.

Los manifestantes tenían planes de retomar la noche del jueves las calles de esta ciudad del norte de Estados Unidos, para seguir protestando por la muerte de George Floyd, de 46 años, la última de una larga serie de asesinatos de negros a manos de la Policía.

La Casa Blanca dijo que el presidente Donald Trump estaba "muy preocupado" tras ver las "atroces y espantosas" imágenes del asesinato ocurrido el lunes y que había exigido que la investigación tuviera máxima prioridad. "Quiere que se haga justicia", dijo su secretaria de prensa, Kayleigh McEnany.

Publicidad

El video de un transeúnte mostró a Floyd esposado, sin aliento, con un policía presionándole el cuello con la rodilla después de detenerlo por supuestamente usar un billete falsificado de 20 dólares.Tras varios minutos bajo la rodilla del policía, Floyd queda inmóvil y es trasladado al hospital donde declararon su muerte.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó a Estados Unidos a tomar "medidas serias" tras "este último de una serie de asesinatos de afroamericanos desarmados, cometidos por policías estadounidenses".

"En los próximos días haremos un esfuerzo absoluto por restaurar la paz y la seguridad en nuestra ciudad", dijo el alcalde Jacob Frey, quien exigió el arresto del oficial al que se señala como responsable del asesinato.

En tanto, en Nueva York, un centenar de personas se manifestaron contra la muerte de Floyd, protesta en la que hubo algunos lanzamientos de botellas y forcejeos con la Policía, que detuvo al menos a cinco personas.

Enardecidos manifestantes, con mascarillas y guantes por el COVID-19, se convocaron en la icónica plaza Union Square de Manhattan, portando carteles con mensajes de repudio, bajo la estrecha vigilancia policial.  La protesta recorrió por horas varias calles de la ciudad con gritos de "no puedo respirar" y exigiendo justicia.

El asesinato recordó a los neoyorkinos la muerte de otro hombre negro, Eric Garner, quien falleció estrangulado a manos de un policía en 2014.

Publicidad