AFP

Los franceses votan este domingo en la segunda vuelta de las elecciones legislativas, un mes después de haber elegido presidente al centrista proeuropeo Emmanuel Macron.

Su movimiento, La República en Marcha (LREM), conseguiría una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, según los sondeos. 

Comicios cruciales 

Publicidad

Estos comicios son cruciales para Emmanuel Macron, que necesita una cómoda mayoría en la Cámara de Diputados para poder aplicar las ambiciosas reformas que prometió durante su campaña. 

Las elecciones del domingo se anuncian como una confirmación para este exbanquero de 39 años, que logró conquistar el Elíseo en mayo con un movimiento creado apenas un año atrás y sin nunca antes haber desempeñado un mandato electivo.

El movimiento del presidente y su aliado centrista MoDem obtendrían entre 440 y 470 del total de 577 escaños en la Asamblea Nacional, muy por encima de la mayoría absoluta (289), según diferentes proyecciones de institutos de sondeos.

Erosión de los partidos tradicionales 

Los partidos tradicionales de izquierda y derecha podrían sufrir una nueva derrota el domingo. La derecha alcanzaría entre 60 y 130 escaños, mientras que los socialistas y sus aliados que hasta ahora tenían la mayoría en la Asamblea Nacional tendrían que contentarse con unos 40 escaños como máximo.

La extrema derecha de Marine Le Pen que esperaba convertirse en la primera fuerza de oposición en Francia tras sus resultados históricos en las elecciones presidenciales (33,90%) alcanzaría apenas entre 1 a 5 escaños. 

La izquierda radical del tribuno Jean-Luc Mélenchon y sus aliados comunistas obtendrían entre 10 a 25 diputados.

Estos resultados confirmarían la sed de renovación política de los franceses y la erosión de los partidos tradicionales de izquierda y derecha que se alternan en el poder desde hace más de medio siglo.

Profunda renovación a la vista 

Todo apunta a que de los comicios resultará una renovada y rejuvenecida Asamblea Nacional, puesto que más de 200 diputados salientes no buscan la reelección.

Además, los candidatos a diputado del movimiento de Macron provienen en gran parte de la sociedad civil y nunca antes habían desempeñado cargos electivos. 

La edad promedio de los aspirantes es de 48,5 años y más de 42% son mujeres. En el Parlamento saliente, las mujeres representaban apenas el 26,9% de los diputados, 155 de los 577, lo que era ya un récord.

Los resultados de la primera vuelta 

La primera vuelta, que se celebró el 11 de junio, estuvo marcada por una abstención récord de 51,29%. Según los sondeos, en la segunda ronda, la abstención podría alcanzar 54%.

El movimiento presidencial y su aliado centrista MoDem encabezaron holgadamente la primera ronda con 32,3% de los votos, superando a los conservadores del partido Los Republicanos (21,5%).

El ultraderechista Frente Nacional consiguió 13,20% de los sufragios, un resultado que Marine Le Pen calificó de "muy decepcionante".

El movimiento ultraizquierdista Francia Insumisa cosechó 13,7% de los votos con sus socios del Partido Comunista, superando a los socialistas y a sus aliados que alcanzaron 9,5%. Las listas ecologistas obtuvieron 4,3% de los votos.

Escaños en juego 

Cuatro diputados fueron elegidos en la primera vuelta: dos del movimiento de Macron, un centrista y uno de izquierda.

Quedan en juego 573 escaños, de los cuales once representan a los franceses que residen en el extranjero. Cada circunscripción representa a alrededor de 125.000 habitantes.

Los colegios electorales abrirán sus puertas a las 08H00 locales (06H00 GMT) y cerrarán a las 20H00 (18H00 GMT) en las grandes ciudades. A esa misma hora se publicarán los primeros resultados.

Calendario

Antes de comenzar su trabajo legislativo, la nueva Asamblea deberá elegir primero a su presidente.

Los diputados serán llamados después a votar la confianza al gobierno, que puede ser el mismo que encabeza actualmente el primer ministro de derecha Edouard Philippe, o una formación remodelada, en función de los resultados de las elecciones legislativas.

Publicidad