El Tribunal Oral en lo Penal de Ovalle condenó al capitán de Carabineros Hugo Navarro Corvalán a seis años de cárcel, luego de que lo considerara culpable del homicidio frustrado de un joven, en el marco de las protestas y los disturbios del estallido social, en la región de Coquimbo.

Además de los seis años de presidio, el expolicía deberá cumplir otros 541 días de prisión por falsificación de instrumento público y 61 días más por detención ilegal.

Publicidad

La condena llega casi tres años después de los hechos y en un segundo juicio por la misma causa, luego que la Corte de Apelaciones de La Serena anulara el primer proceso en septiembre de 2021, sosteniendo que no se comprendía por qué se utilizaba la figura de “apremios ilegítimos” y no de tortura.

En la resolución unánime se estableció que el 19 de octubre de 2019, pasada las 21 horas en plena vía pública de Ovalle, Navarro Corvalán, capitán de Carabineros de Chile de la Tercera Comisaría de Ovalle, forcejeó, redujo e inmovilizó a la víctima, “para luego efectuar un disparo a corta distancia con su arma de fuego personal, un revólver marca Taurus, hiriéndolo en la zona inguino-pélvica, cayendo la víctima al suelo”.

“Lugar en el cual es aprehendido y trasladado por funcionarios de Carabineros, quienes lo toman bajo su custodia, y es ingresado al interior de la 3° Comisaría de Carabineros de Ovalle, arrastrándolo desde sus brazos, para luego recibir golpes de pies y puños en diversas partes del cuerpo, jalándole el pelo, lugar en el cual es llevado al sector de calabozos”, añade el documento.

Producto del disparo, el hombre resultó con una fractura de pubis, y producto de la golpiza, tuvo lesiones por elementos contundentes en región cervical, tórax posterior, región lumbar, extremidades inferiores y cuero cabelludo.

En el parte policial de aquella jornada se estableció que el detenido era culpable de delito de “maltrato de obra a carabinero”, lo que fue descartado por el tribunal.

Publicidad