Los gendarmes movilizados radicalizaron este martes sus protestas con la toma de la cárcel de talca, la suma de otro de sus dirigentes a una huelga de hambre indefinida y el inicio de un paro indefinido en la ex penitenciaría de Santiago

En todo el país, cerca de 20 funcionarios agrupados en la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes de Chile y en la Asociación de Gendarmería de Chile iniciaron una huelga de hambre, rechazando el poco apoyo que aseguran tener del Gobierno. 

En declaraciones del dirigente de la Asociación de Gendarmería de Chile, sargento segundo Pablo Jaque que recoge radio Bío Bío, se explica que la medida nacional se determinó para radicalizar su postura frente al Gobierno, luego de dos años de negociaciones sin llegar a acuerdo.

Publicidad

Entre sus demandas, se encuentra una petición de mejorar la carrera funcionaria y mayor consideración por parte del Gobierno respecto de los procesos de ascenso de la institución. 

Los dirigentes insisten en que los gendarmes deben tener una antigüedad de 15 años en la institución antes de ascender a cabo segundo, lo que estiman una condición excesiva para avanzar en su carrera.

 

Publicidad