Después de varios meses de encierro hay muchas interrogantes entre la gente respecto a lo que se puede y no se puede hacer a partir de esta semana, cuando siete comunas, entre ellas, Colina, La Reina, Nuñoa, Vitacura y Las Condes, dejen de estar en cuarentena. ¿Concretamente qué se puede hacer en esta fase de transición? Por de pronto las personas pueden salir al aire libre, hacer deporte, trotar, caminar, andar en bicicleta e ir a los parques, sin permiso, aunque sigue prohibido ir a comer a un restaurante o ir al gimnasio, toda vez que son actividades que tienen lugar en recintos cerrados y que por esencia congregan a personas.  

Sin embargo, hay grandes interrogantes respecto a si los chilenos pueden viajar por Chile o salir del país, a qué lugares, y si se abre de alguna manera el ingreso de turistas –con pasaporte sanitario- que demuestren que están sanos. Todo lo cual se encuentra en un terreno de incertidumbre, incluso para las propias líneas aéreas que critican la falta de lineamientos del Ejecutivo.

“Las autoridades se han negado a hablar sobre el tema, y discutir si el plan paso a paso, en algún momento, también incluirá el libre transporte aéreo”, revela en privado un ejecutivo de una aerolínea, lo que para ellos es fundamental, porque de esa “guía” dependen miles de negocios relacionados al turismo, y la sobrevivencia de las líneas aéreas, muchas de las cuales hoy están enfocadas al mercado interno. 

Viajes en zonas sin cuarentena

Publicidad

 Si alguien vive en una zona que ya no está confinada ¿puede viajar a otra área que tampoco esté en cuarentena? Entre ejecutivos y viajeros hay dudas al respecto, si bien la respuesta oficial desde el gobierno es que “no, si se trata de hacer turismo o visitar a un familiar”. Esto basado en que Chile sigue bajo Estado de Excepción, lo que según una fuente de Palacio “obliga a los chilenos a permanecer en sus residencias y se mantiene la restricción de viajar a la segunda vivienda o hacer viajes por placer”, a no ser que la persona cuente con un permiso sanitario especial para hacerlo y tener una muy buena justificación. 

El problema que enfrentan muchos es que nadie sabe cuándo este panorama podría variar. Por lo mismo en Presidencia ya trabajan un manual con protocolos específicos sobre los viajes que las personas podrán hacer y el momento en que la situación podría aliviarse, de manera de poder viajar y movilizarse tanto en Chile como hacia el extranjero, el cual darán a conocer en las próximas semanas. 

Según las empresas aéreas el simple boarding pass funciona como salvoconducto para llegar al aeropuerto. Pero la autoridad sanitaria si no ve razones de peso, probablemente se negará a que la persona viaje. “Los funcionarios del ministerio de Salud a cargo del tema en el aeropuerto son muy cuidadosas para dejar volar. Hacen miles de preguntas, y cuando encuentran realmente una justificación dan el pase, pero no es un proceso sencillo”, dice una persona que viajó al sur por trabajo. 

¿Y volar fuera de Chile? 

Viajar al extranjero en sí es mucho más complejo porque dependemos de las condiciones que exigen los países de destino. De hecho, para todos los que viajan por turismo está prohibido en casi todas partes del mundo, incluido Chile y Europa, que solo aceptan a ciudadanos y extranjeros con residencia definitiva. 

La excepción la marca Reino Unido y Estados Unidos que permiten el ingreso de visitantes, salvo a personas que hayan pasado, aunque sea como pasajeros en tránsito, por China y Brasil, entre algunos países, en los últimos 15 días. Brasil abriría sus puertas a extranjeros a partir de esta semana, toda vez que el presidente Jair Bolsonaro hasta ahora no ha extendido la prohibición; al regreso, eso sí, cada una de las personas que estuvo en esos países deberá permanecer en cuarentena por 14 días. “Esto hace que en la práctica hoy sea más sencillo volar a Miami que al sur de Chile, lo que no deja de ser contradictorio”, dice una fuente de la industria.   

Ahora ¿pueden ingresar extranjeros a Chile? Aunque a diferencia de Bolivia y Perú, nuestro país nunca ha cerrado sus fronteras, sólo está permitido la llegada de extranjeros con residencia en Chile, si bien hay fuertes discrepancias entre Cancillería e Interior respecto a si extranjeros en proceso de tramitación de sus residencias y VISAS, por ejemplo, pueden hacerlo o no, cuestión que quedaría zanjada en el manual que entregará el gobierno, y en donde se especificarán las características de cada país de Prosur.  

En septiembre muchos proyectan que podrían haber cambios, aunque varias autoridades insisten que para ese entonces, las posibilidades de ingreso de extranjeros seguirá bastante restringida, si bien para urgencias y actividades comerciales, siempre se puede ir a algún consulado en el extranjero y pedir salvoconducto para poder ingresar. Eso, explican fuentes del Ejecutivo, ha sucedido con bastante frecuencia en estos meses de pandemia.

 

Publicidad