Por segundo día consecutivo, un grupo de niños escapó de un centro del Sename en Rancagua, región de O’Higgins. Los menores saltaron los muros del lugar, algunos se subieron al techo y rejas y arrancaron del centro Catalina Kentenich, que es administrado por la Fundación María Ayuda.

Durante la mañana y el mediodía de este lunes se repitió lo que había ocurrido la tarde del domingo en el mismo lugar, donde nueve niños escaparon de la residencia y fueron encontrados por vecinos del lugar, quienes los llevaron a sus casa, los alimentaron y denunciaron maltratos.

“Venían corriendo totalmente desorientados; niños sin polera, sin zapatos, no sé dónde iban, pero estaban en malas condiciones. Tenían mal olor, tenían zapato sin plantillas, calcetines sucios, venían en súper malas condiciones”, dijo a T13 una de las vecinas del lugar

Publicidad

“A mí me dijeron que venían escapándose del Sename porque allí les pegaban, Carabineros también y por eso no se querían ir con ellos”, agregó.

El intendente de la región de O’Higgins, Ricardo Guzmán, aseguró que van a investigar las acusaciones de los niños del Servicio Nacional de Menores sobre eventual maltrato en el centro.

“Entendemos que a partir de las cuarentenas, los niños no han podido ver a sus familias, han tenido procesos más estresantes y quizás han sido detonante de algunos de estos casos”, añadió.

Desde el gobierno, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, lamentó la situación que se suma a denuncias en un centro de menores en Providencia.

"Prefiero interiorizarme (...) pero siempre va a ser lamentable que niños que están en situaciones de vulnerabilidad se expongan a este tipo de situaciones, porque el rol del Estado y las instituciones colaboradoras debe ser cuidarlos para que puedan, eventualmente, cambiar sus conductas", expresó.

Publicidad