Una curiosa y dramática historia dio a conocer este miércoles la Policía de Investigaciones (PDI) que involucra a dos sicarios, uno de los cuales murió a causa del otro, a un hombre que se encuentra en la cárcel de Rancagua, la pareja de este hombre y otra mujer, quien sería la víctima principal del crimen que se quería perpetrar.

El hecho ocurrió en noviembre de 2019 en San José de la Mariquina, región de Los Ríos, cuando el hombre que está privado de libertad, y que se dedicaba a realizar estafas telefónicas, quiso adquirir un terreno en la comuna del sur de Chile y para eso utilizó a una mujer para que comprara la propiedad a su nombre y luego se la entregara.

La involucrada se habría negado a traspasarle el bien al hombre y este respondió mandándola a matar. Sin embargo, el sicario que contrató para hacerlo y que había viajado hasta la región de Los Ríos para perpetrar el crimen, se habría arrepentido de cometer el asesinato y le contó a la mujer lo que iba a suceder.

Publicidad

Según los antecedentes que maneja la PDI, el hombre en la cárcel se enteró de esto y contrató a otra persona, a cambio de 10 millones de pesos, para que matara al primer sicario y a la mujer.

Este hecho sí se habría concretado, pues la Policía de Investigaciones encontró el cuerpo sin vida de quien sería el primer sicario, con un disparo en la cabeza y dentro de un taxi.

El comisario Ricardo Carín de la PDI contó que se logró la detención del segundo sicario y de la pareja del hombre que está en la cárcel de Rancagua, quien habría sido la encargada de hacer los contactos con el segundo sicario y de entregarle el dinero.

“Ambos tienen directa participación; uno como quien ejecuta el delito y la otra persona como quien provee de las armas y otro tipo de elementos para que la primera persona ejecute el delito y cometa el homicidio ocurrido en Valdivia”, explicó.

Publicidad