La bolsa chilena reaccionaba favorablemente al rechazo en la Cámara de Diputados el proyecto de un cuarto retiro de 10% desde las cuentas de ahorros previsional de las AFP por falta de falta de quorum y no habrá ley. La iniciativa requería el voto favorable de las tres quintas partes de los parlamentarios en ejercicio para efectos de pasar al Senado.

Tras la votación pasado el mediodia de este viernes, el S&P IPSA sube 0,52% llegando a los 4.393 puntos. Entre los papeles que lideran las alzas está Falabella que sube 5,70%, Cencosud se expande 3,60% e Itaú escala 2,67%. En la otra cara de la moneda, SQM-B desciende 3,83%.

En el plano externo, Wall Street resiente aún el impacto de la incertidumbre que rodea la aparición de Ómicron para la economía global y malos datos macroeconómicos. El Dow Jones retrocede 0,27%, el S&P 500 desciende 0,41% y el Nasdaq cae 1,39%. 

Publicidad

Los datos de empleo de Estados Unidos decepcionaron al mercado. Se informó que se agregaron 210.000 empleos en noviembre, por debajo de los 573 mil esperados por los agentes económicos. 

Los mercados también han sido testigos durante la semana de una alta volatilidad debido a los temores que existen frente a la nueva cepa de Covid-19 y los eventuales efectos que podrían existir en cuanto a la reaparición de nuevas restricciones sanitarias que conllevarían un retraso en la recuperación económica a nivel mundial.

Muestra de la alta volatilidad es que desde Wells Fargo destacaron en su reporte diario que durante la sesión de ayer que "las acciones estadounidenses terminaron firmemente al alza el jueves, extendiendo el episodio de volatilidad de la semana mientras los inversionistas monitorean los titulares de Covid-19".

En FactSet mencionaron ayer que no hay "ningún cambio en la narrativa del mercado con el apetito por el riesgo, aparentemente rehén de la volatilidad, que rodea a los titulares de Omicron en medio de la espera de más datos sobre la virulencia y la eficacia de la vacuna".

Desde Julius Baer recalcaron que "independientemente de los orígenes de Omicron, su aparición es un recordatorio una vez más de que las futuras amenazas para la salud podrían surgir a través de mutaciones virales".

Los analistas apuntan que existe nerviosismo entre los inversionistas. Pero no todo sería malo. JPMorgan indicó en una nota que "vemos la reciente ola de ventas en estos segmentos como una oportunidad para comprar la caída en los temas cíclicos, materias primas y reapertura".

En los mercados de bonos, el rendimiento del papel del Tesoro de Estados Unidos a 10 años bajó a 1,432% desde el 1,447% que anotó ayer.

Europa a la baja

Las principales plazas de Europa se tiñen de rojo al finalizar la semana. El Euro Stoxx 50 descendio 0,66%, el FTSE 100 de Londres no tuvo mayores variaciones, el DAX de Frankfurt perdió 0,56%, el CAC 40 de París retrocedió 0,51% y el IBEX 35 de Madrid cedió 0,68%.

Las restricciones sanitarias que anunció Alemania han hecho temer en el Viejo Continente un avance de medidas similares por otros países en continente que podrían retrasar en el corto plazo la recuperación de la economía europea en momentos en que el comercio se prepara para las ventas navideñas.

Las bolsas en Asia finalizaron la semana con números mixtos. Por el lado de las cifras positivas, el Nikkei de Tokio subió 1% y el CSI 300 de China continental escaló 0,92%. En la otra cara de la moneda estuvo el Hang Seng de Hong Kong que cayó 0,09%.

Las acciones tecnológicas del Hang Seng retrocedieron luego que Didi comunicó que comenzará a tomar medidas para salir de la Bolsa de Nueva York y que buscará cotizar en Hong Kong.

Publicidad