Por Paula Valenzuela

La mañana del martes -sólo minutos antes de la votación de los integrantes de la mesa de la Cámara de Diputados- la DC y Chile Vamos tenía en curso un acuerdo para asegurar la presencia en la testera del falangista Gabriel Silber. El pacto, incluso, prosperó hasta la primera vuelta de la elección, donde no se alcanzó el quórum requerido.

Las negociaciones habían comenzado la semana anterior con gestiones de Diego Paulsen (RN) -quien terminaría convirtiéndose en el sorpresivo nuevo timonel de la Corporación- del presidente de ese partido, Mario Desbordes y del diputado UDI Guillermo Ramírez, con el líder democratacristiano, Fuad Chahin, y el propio Silber.

Publicidad

Ante la incertidumbre que existía en torno al cumplimiento del acuerdo por parte de la izquierda y la reticencia que causaba la figura de la diputada comunista Karol Cariola en las filas de la DC, entonces, el oficialismo ofreció su apoyo a Silber a cambio del respaldo de la DC a Francisco Undurraga (Evópoli) en la primera vicepresidencia.

Chile Vamos, además, había negociado las presidencias de comisiones que quedarían en manos del Frente Amplio (FA) en este periodo como Constitución, Salud, Minería y Energía, Economía y Cultura.

"Calcularon mal los votos"

Así, la derecha comprometió sus votos a Silber mientras la DC hizo lo propio con el resto de las peticiones oficialistas. El viernes, de hecho, se dio una conversación entre Chahin y Desbordes. “Tuvimos la posibilidad de poder llegar a un acuerdo con una parte de Chile Vamos para poder asegurar a Gabriel Silber en la presidencia de la Cámara de Diputados y nosotros lo desechamos”, dijo en la mañana de hoy el líder DC en radio Cooperativa. 

Al ser consultado al respecto, Desbordes afirmó a T13.cl que “lo real es que hubo un acuerdo, no una posibilidad de un acuerdo”. El parlamentario agregó que “la DC lo desechó después de la primera vuelta, porque calcularon mal los votos, por lo tanto, se equivocaron. Y el resultado es el que todos conocemos”.

Requerido por T13.cl, respecto a este punto, Chahin matizó sus dichos de la mañana. "Nunca hubo acuerdo. Nunca, nunca. Ellos propusieron algo y ellos dijeron que íbamos a esperar a ver cómo sucedían las cosas. Y luego les di una respuesta formal de que no había acuerdo", sostuvo.

"Nos pidieron las comisiones, sobre todo las que quedaban en manos del Frente Amplio. Yo dije que teníamos que conversarlo con los diputados, con la jefa de bancada y con Silber y tomamos la decisión que no, preferíamos perder dignamente", reveló también el presidente de la DC. "Preferiría no hablar de los detalles del acuerdo, pero obviamente significaba que Gabriel Silber pudiera ser presidente de la Cámara", señaló al respecto Desbordes.

Lo cierto es que a minutos de que se efectuara la segunda vuelta, afirman en Chile Vamos, Chahin comunicó que desecharía el acuerdo, pues estaba seguro de que contaría con los votos de la centroizquierda. “La soberbia de la DC fue infinita”, comenta un congresista oficialista.

Con el rechazo de la DC, en pocos minutos, Paulsen y Ramírez difundieron la decisión a parlamentarios oficialistas que habían comprometido su voto para Silber, a quien solo le faltaron dos votos para lograr quedarse con la testera.

Publicidad