Tras las primarias presidenciales del pasado 18 de julio de 2021 más de 2.700 denuncias recibió el Servicio Electoral (Servel) de personas que acusaron haber estado inscritas en distintos partidos políticos, sin que ellos hubiesen manifestado su voluntad de hacerlo.

Las “afiliaciones involuntarias” provocaron, o pudieron haber provocado, que una persona no pudiera ejercer su sufragio en la alianza que quería hacer. Por ejemplo, si querían votar en el pacto de Apruebo Dignidad, pero habían sido inscritos en partidos del pacto Chile Vamos u otros fuera de las primarias, como los partidos de Unidad Constituyente, no pudieron ejercer su sufragio.

Publicidad

Tras la solicitud del diputado RN Andrés Longton, el Servel informó que entre el 12 y 26 de julio se recibieron 2.769 denuncias contra 30 partidos distintos. Los más denunciados fueron el Partido Progresista y Ciudadanos.

En el caso del PRO, fundado y liderado por Marco Enríquez-Ominami, recibió 372 denuncias, mientras que Ciudadanos, encabezado por Andrés Velasco y Mariana Aylwin, tuvo 265 denuncias de afiliación involuntaria.

En la lista siguen el Partido Igualdad (203), el Partido Liberal (199), Unión Patriótica (193), el Partido Ecologista Verde (178), Partido Humanista (163), el PPD (158), el Partido de Trabajadores Revolucionarios (125), el Partido Radical de Chile (108), y Evópoli (99).  

Publicidad