Una nueva serie de documentos de inteligencia de Estados Unidos fueron desclasificados por parte del Archivo de Seguridad Nacional, los que dicen directa relación con Chile.

Los nuevos antecedentes, dados a conocer a propósito del aniversario 48 del golpe de Estado, apuntan a que la CIA colaboró con espías australianos en el derrocamiento de Salvador Allende en septiembre de 1973.

Publicidad

Los papeles indican que el Servicio de Inteligencia Secreto de Australia (ASIS, por sus iniciales en inglés) estableció una "estación" en Santiago en 1971. Desde este lugar, y con la venia de la CIA el grupo dirigió una serie de operaciones de espionaje para apoyar la intervención de Estados Unidos en Chile.

La oficina australiana tuvo la autorización en diciembre de 1970 por parte del ministro de Relaciones Exteriores del Partido Liberal, William McMahon.

Luego de 18 meses de operaciones en suelo chileno, en 1973, el nuevo primer ministro del Partido Laboral, Gough Whitlam, ordenó cerrar la oficina.

Los documentos revelan que Whitlam tomó la decisión ya que había afirmado que sería "extremadamente difícil" justificar la presencia de los agentes australianos en Chile.

Publicidad