Por: Jaime Pinochet y Patricio Nunes 

Este viernes la Contraloría General de la República declaró irregular la actuación de la ministra de Desarrollo Social Karla Rubilar tras determinar que hizo mal uso de un chat institucional en favor de la campaña a diputado de su pareja, el periodista Christian Pino.

El dictamen apunta a la irregularidad cometida al entregar instrucciones a funcionarios públicos de su gabinete y departamento de Comunicaciones a través de un chat institucional de su cartera, vulnerando el principio de prescindencia política en periodo electoral.

Publicidad

El informe establece que “en dichas conversaciones se advierte que aquella entrega instrucciones a los destinatarios del grupo para que apoyen y promocionen la candidatura del señor Pino Lanata, ejerciendo de este modo su autoridad para beneficiar la campaña de su pareja; conversaciones cuya existencia y tenor no han sido desmentidos en el informe de la Subsecretaría de Evaluación Social”.

La determinación se tomó a partir de las denuncias hechas por un grupo de funcionarios del Ministerio de Desarrollo social en Reportajes Tele13 emitido en octubre pasado, donde aseguraron dejar sus labores públicas para centrarse en distintas labores comunicacionales para la campaña política de la pareja de la ministra Rubilar.

“Si bien no está acreditado que con ocasión de los hechos denunciados hubo utilización de recursos públicos, de haberse cumplido las instrucciones que la Ministra Rubilar Barahona impartió en dicho grupo de WhatsApp a funcionarios de su dependencia y de su confianza, ello habría implicado una infracción de la normativa antes reseñada sobre probidad, por haberse ocupado tiempo de la jornada de trabajo y empleo de recursos públicos”, agrega el informe de Contraloría.

Una vez emitido el reportaje periodístico, hasta Contraloría llegaron nuevas denuncias anónimas de trabajadores del ministerio que aportaron a la resolución. El 18 de octubre pasado, el órgano fiscalizador del Estado ya había requerido un oficio al ministerio para aclarar los antecedentes expuestos, los cuales llegaron el pasado lunes 8 de diciembre desde la Subsecretaría de Evaluación Social.

Los antecedentes recopilados fueron remitidos a la Cámara de Diputados para que el Congreso determine los pasos a seguir.

Los mensajes de WhatsApp

Detalles del caso

Esta situación fue revelada por Reportajes T13 el 17 de octubre pasado, donde se dejó en evidencia una denuncia en contra de la ministra Rubilar, a quien se le acusa de ayudar en la campaña electoral de su pareja, el periodista, Christian Pino, quien es candidato a diputado por el distrito 8 en Santiago.

La denuncia fue realizada por parte de algunos funcionarios del ministerio donde Rubilar es titular, y en ella se apunta a una eventual utilización de recursos públicos para la campaña de Pino, y también a que el trabajo para aquello se realiza desde su oficina en La Moneda y en horario laboral.

También el reportaje muestra que el periodista contaría con el apoyo de funcionarios del ministerio, instruidos directamente por Kara Rubilar mediante distintos grupos de chats, donde también el mismo candidato les pide organizar actividades.

Asimismo, quedó expuesto que la propia ministra Rubilar solicitó la promoción de videos y notas de la campaña de su pareja a través de los chats institucionales del ministerio.

 

Publicidad