Este martes la Comisión de Constitución aprobó al proyecto de ley que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales: riesgo de vida de la mujer, inviabilidad fetal letal y en caso de violación. 

Uno de los parlamentarios que participó en la instancia fue Fuad Chahin, quien votó a favor del proyecto que, recordemos, forma parte del programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. 

“Nosotros hemos aprobado estas tres causales porque hemos llegado a un acuerdo integro con el gobierno y con la Nueva Mayoría en el sentido de encontrar un punto de equilibrio entre hacerse cargo de la situación excepcionalísima de las mujeres en estas tres causales y también resguardar el derecho a la vida del que está por nacer”, dijo el parlamentario.

Publicidad

El 4 de agosto de 2015, tras cinco meses de escuchar a diversas organizaciones y actores de la sociedad civil, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó la idea de legislar sobre la iniciativa, por ocho votos a favor y cinco en contra.

El proyecto que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales se hace cargo de experiencias de vida críticas, explica el gobierno. Esas situaciones se presentan cuando debe interrumpirse un embarazo para evitar un peligro para la vida de la mujer cuando el embrión o feto padezca una alteración estructural congénita o genética de carácter letal, o cuando el embarazo es producto de una violación.

Al respecto, el diputado Chahin, explicó “esto lo hemos hecho mediante una indicación que ha presentado el ejecutivo que establece un programa de acompañamiento multidisciplinario integral que lo que busca es orientar a la mujer para que tome una decisión de manera informada, pero también la acompaña desde el momento de la decisión hasta que se interrumpe el embarazo o se produce el parto”, explicó Chahin.

“De la misma manera se establece que siempre en el caso de una violación va a haber una investigación penal, porque nosotros no queremos que la interrupción del embarazo traiga como consecuencia la impunidad del autor del delito de violación”, agregó.

“Creo que este es un proyecto más equilibrado que lo acota a estas tres causales y por eso es que lo hemos votado favorablemente”, puntualizó el diputado democratacristiano.

Luego de la votación de hoy, los parlamentarios analizarán el resto de las indicaciones y el proyecto pasará a la Sala de la Cámara para su posterior revisión. 

¿En qué consisten las tres causales?

Causal 1: Peligro para la vida de la mujer

Cuando la vida de la mujer embarazada se encuentre en riesgo, una de las tres causales del proyecto de ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo busca permitir que la mujer tenga acceso a los tratamientos médicos necesarios para preservar su vida, aun cuando la realización de los mismos implique la interrupción del embarazo.

Causal 2: Inviabilidad fetal de carácter letal

Esta causal plantea que en los casos en que el embrión o feto padezca una alteración estructural congénita o genética de carácter letal, la mujer podrá decidir si interrumpe o no su embarazo. Forzar a la mujer a llevar a término tal embarazo, o bien obligarla a que espere la muerte del feto, supone mantenerla en un permanente estado de duelo.

Causal 3: Embarazo por violación

Esta causal establece que se podrá interrumpir el embarazo cuando éste sea resultado de una violación. En estas circunstancias, el proyecto de ley plantea que si la mujer que ha sido embarazada producto de una violación, no quiere seguir adelante con el embarazo, no se le puede exigir que lo continúe. Lo que se propone es que ella tenga la posibilidad de decidir y así impedir una nueva negación de su voluntad.

El proyecto indica que el plazo para la interrupción del embarazo en esta causal es de 12 semanas de gestación. Cuando se trata de menores de 14 años, este plazo se extiende hasta las 14 semanas en consideración de que las niñas y adolescentes demoran más tiempo en saber que están embarazadas.

Publicidad