Las Municipalidades de Santiago y Estación Central, además de la Delegación Presidencial de Región Metropolitana lamentaron los violentos hechos que dejaron tres heridos a bala durante los incidentes posteriorres a una de las marchas por el Día del Trabajador, hechos por el que gobierno anunción una querella.

La edil de Santiago, Irací Hassler, aseguró que "estamos trabajando con distintas instituciones como Carabineros para avanzar en detenciones y también en que estas acciones no queden en impunidad".

Publicidad

Además, la autoridad comunal afirmó que "vamos a interponer las querellas correspondientes para que se investiguen los hechos. Ponemos a disposición nuestras cámaras de seguridad". Esas querellas se realizarán por "desórdenes públicos y tenencia ilegal de armas". 

Al igual que el subsecretario del Interior Manuel Monsalve, Hassler expresó que "vemos una urgencia en el control de armas en nuestro país, tanto registradas como ilegales".

Por su parte, la autoridad comunal de Estación Central, Felipe Muñoz, aseguró que "esto supera la capacidad que puedan tener los municipios", al tiempo que instó a trabajar coordinadamente entre distintas instituciones para prevenir este tipo de sucesos.

La delegada presidencial de la RM, Constanza Martínez, señaló que "expresamos nuestra solidaridad con las distintas víctimas y anunciamos que vamos a presentar querellas a través del Ministerio del Interior, en coordinación con los municipios, para perseguir a los responsables y que estos hechos no queden impunes”.

Las autoridades coincideron en que estos hechos violentos empañan una jornada de legítima manifestación para los trabajadores. 

Publicidad