"Muy orgulloso de poder representar a los chilenos y chilenas en este acto tan significativo de subordinación del poder militar a la sociedad civil".

Este fue el tuit publicado por el Presidente Gabriel Boric luego de la Parada Militar, realizada en el marco de la conmemoración de las glorias del Ejército el pasado 19 de septiembre.

Sus palabras generaron una reacción inmediata en el mundo político, especialmente en la oposición. El ex ministro de Defensa, Mario Desbordes (RN) señaló a través de su cuenta de Twitter que "así como hay que cuidar las instituciones desde la ciudadanía, el Jefe de Estado debe empezar a actuar como tal, y no como diputado del Frente Amplio. Debe hablarle a la mayoría de Chile, no a su lote. Ese comentario podría entenderse en el año 90. Hoy es un gustito torpe".

Publicidad

La también ex ministra durante el gobierno de Sebastián Piñera, Karla Rubilar, sostuvo que "alguien debe decirle al Presidente Gabriel Boric que las Fuerzas Armadas tienen clarísimo su rol, por eso los chilenos las quieren. Es tiempo que sea el Presidente de todos y evite darse gustitos que generan mayor polarización. O lo que es más preocupante, ¿no están entendiendo nada?".

Por su parte, el senador Iván Moreira (UDI) reflexionó: "¿Un gustito? Parada Militar es homenaje a las Glorias del Ejército. Demás frasecita de la "subordinación al poder civil", eso cae de cajón en Democracia. Ahora entiendo porque lo pifian en todas partes y las caricaturas que hacen de él, se las ganó. Por eso no lo respetan".

A su vez, la senadora Paulina Núñez (RN) aseguró que "es necesario que la prudencia, respeto, moderación y la no provocación partan desde el Presidente de la República. No es bueno que nuevamente “se dé un gustito” que atenta contra la unidad. No ayuda, ni suma y evidentemente es un error, uno más".

Revisa nuestra nota sobre el Te Deum:

Publicidad