Un equipo de astrónomos dio un gran paso para entender lo que sucede a las estrellas envejecidas al lograr tomar imágenes de alta resolución de los vientos solares que rodean a estos astros con ayuda del Observatorio ALMA en Chile. 

Según el estudio publicado en la revista Science, uno de sus principales descubrimientos, es que, al contrario de lo que se pensaba, los vientos estelares no se expanden en forma circular, sino que tienen a imitar la forma de las nebulosas. 

La publicación señala que los astrónomos “observaron los vientos estelares de 14 estrellas durante su fase de evolución estelar de rama gigante asintótica (AGB), que precede inmediatamente a la fase de nebulosa planetaria. Encontraron morfologías en los vientos AGB similares a las nebulosas planetarias y demostraron que son producidas por la influencia de un compañero binario en el viento AGB”.

Publicidad

Las estrellas de menos de ocho veces la masa del Sol terminan su vida como nebulosas planetarias, estructuras de gas ionizado arrojadas por la estrella y calentadas por el núcleo estelar expuesto.

Las imágenes que capturó el equipo muestran un gran número de formas; sin embargo, lograron identificar diferentes categorías. “Algunos vientos estelares tenían forma de disco, otros contenían espirales, y en un tercer grupo identificamos conos”,  mencionó el autor Leen Decin.

El estudio también ayuda a imaginar cómo se verá el Sol cuando muera en 7.000 millones de años. 

Publicidad