Se suponía que sería una tranquila tarde pesca para Bryan Fritz, un profesor de ciencias de una escuela secundaria en Illinois, Estados Unidos, cuando se percató que en el lago flotaba una perrita encerrada al interior de una jaula.

Sin la posibilidad de escapar, el animal estaba casi congelado en las frías aguas del lago Kaufmann y el docente, de inmediato, acudió a su rescate. 

"Parte de la caja sobresalía del agua. La cabeza del cachorro todavía estaba sobre el agua pero el resto de su cuerpo estaba sumergido", declaró Fritz en una entrevista a CNN. 

Publicidad

La perrita estaba malherida y sin su pelaje en la parte posterior e inferior de sus patas. La policía local confirmó que el animal había sido abusado y maltratado antes de que la dejaran en el agua.

Incluso, una vez en el centro veterinario, la perrita llegó con una hipotermia muy severa, tanto así que los termómetros no podían registrar su temperatura. 

Por el momento, Dory, como fue bautizada en el hogar de animales, se encuentra en buen estado de salud, a la espera de ser adoptada. Asimismo, existe una investigación en desarrollo para encontrar al o los responsables de su abandono. 

Publicidad