En un país sísmico como Chile, tener un gato puede ser una gran idea.

Un video registrado por una cámara de seguridad en un café felino de Osaka, Japón, revela con claridad cómo estos mamíferos pueden sentir un terremoto segundos antes que los humanos.

El registro corresponde al momento en que un sismo 6.1 remeció a la tercera ciudad más grande de Japón, dejando a 4 fallecidos.

Lo que parece ser pura intuición felina es algo que los científicos no han terminado de dilucidar. Sin embargo, es sabido que los movimientos telúricos emiten vibraciones no perceptibles para las personas.

Se trata de las vibraciones primarias, que son detectadas por los sismógrafos y algunas especies animales, y preceden a las secundarias, que para las personas representan el inicio de un movimiento sísmico.

Publicidad