El Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de San Antonio condenó a 12 años de cárcel a Álex Gálvez Berríos, quien trabajaba como auxiliar del Colegio Gabriela Mistral desde 1996, por el delito de abuso sexual. 

La fiscal Javiera Torres explicó que "el funcionario conocido como el tío Alex, se ganó la confianza de las alumnas de distintas generaciones que cursaron dicho establecimiento". 

"Entre los años 2010 y 2018, el imputado cometió el delito de abuso sexual contra 14 alumnas de dicho establecimiento y además, respecto de tres de esas niñas, los hechos fueron reiterados", afirmó.

Publicidad

Durante el juicio se presentó una prueba pericial que permitió acreditar la metodología que utilizaba el imputado para cometer el ilícito y pericias psicológicas que le permitieron al Tribunal dar credibilidad a los relatos.

En el fallo se señaló que "los hechos antes descritos y la participación del acusado en ellos, se acreditó en juicio, más allá de toda duda razonable, fundamentalmente, con la declaración de las víctimas (...) coincidiendo todas ellas en que se llevaron a cabo por el acusado Gálvez Berrios, en las dependencias del Colegio Gabriela Mistral, cuando éste se desempeñaba como auxiliar de aseo".

Publicidad