Nacional

Investigan a escuela de Coronel donde habrían amarrado a niño con síndrome de down contra su mesa

concepcion
Agencia Uno - Sala de clases
Por T13
Dos asistentes de aula fueron desvinculadas del establecimiento educacional y otra que también estaría involucrada está con licencia médica.

Un caso de vulneración de derechos a un niño con síndrome de down ocurrió en Coronel, región del Biobío. El menor de 8 años habría sido amarrado a una mesa en su sala de clases en la Escuela Escuadrón, por lo que ya hay dos asistentes del aula desvinculadas.

El alcalde de Coronel y sostenedor de la escuela municipal, Boris Chamorro, anunció querella contra quienes resulten responsables de este acto y una investigación sumaria en el colegio, además de la separación de las funciones de todo el equipo directivo.

PDI detiene a 6 personas acusadas de estafa a través de agencias de viajes Agencia Uno - Referencial
Lee También >

PDI detiene a 6 personas acusadas de estafas a través de agencias de viajes

“Queremos señalar que en Coronel condenamos cualquier tipo de acto de vulneración de derechos de nuestros niñas y niños. Como sostenedor de la educación municipal no aceptamos ni aceptaremos ningún tipo de acción contra la libertad de los niños y niñas de nuestras unidades educativas”, dijo Chamorro.

“Nuestra principal atención hoy está concentrada en la familia y en el niño. Posteriormente esperamos que los tribunales, y la investigación del Departamento de Educación Municipal, haga lo suyo respecto a los responsables”, añadió.

El edil aseguró que el municipio estuvo con el niño de 8 años y su madre, quienes recibirían apoyo psicológico y médico facilitado por la propia entidad.

“No vamos a aceptar que se intente normalizar un hecho tan repudiable como lo que estaba ocurriendo en el establecimiento educacional”, insistió.

Alcalde de Coronel, Boris Chamorro

El hecho habría ocurrido el pasado 26 de agosto y fue denunciado por un profesor del mismo establecimiento educacional que lo vio. En primera instancia, se cree que serían tres personas las que estarían involucradas en la situación; de ellas, dos fueron desvinculadas y la otra está con licencia médica.

Los apoderados del colegio dicen que el niño era amarrado con cordones de sus zapatos a su mesa.