DeportesT13

Escándalo en el PSG-Marsella: Cinco expulsados, golpes, escupo y una acusación de racismo

AFP
Por T13
El español Álvaro González fue sindicado por Neymar, que se fue expulsado por golpearlo, de racismo. Además, Di Maria, recientemente de alta de COVID-19, habría escupido a González.

Con agresiones y expulsados terminó el partido entre el Paris Saint Germain y el Olympique de Marsella, encuentro que terminó 0-1 favorable para el cuadro del cuadro del puerto de Marsella.

Sin embargo, el partido -más allá del resultado- destacó por los extrafutbolístico, ya que en el Parque de los Príncipes se vivió una batalla campal entre ambos equipos.

El encuentro terminó con 12 tarjetas amarillas y cinco expulsados: tres del PSG y dos del Marsella.

Todo ocurrió cuando se jugaban 5 minutos descuentos. Los primeros expulsados fueron rojas directas para Kurzawa y Amavi, quienes literalmente se fueron a las manos en la cancha. Posteriormente, verían la tarjeta roja Paredes y Benedetto, quienes protagonizaron la acción que derivó en la pelea entre todos los jugadores.

Neymar también se fue a los vestuarios sin terminar el partido aunque par de minutos después de los demás, ya que se enfrascó en un constante duelo verbal con el español Álvaro González, a quien finalmente terminó golpeándolo por atrás de la cabeza, liquidando su expulsión.

Revisa el video pulsando aquí

"Es un racista, por eso le pegué", señaló el brasileño mientras se retiraba de la cancha tras la expulsión, audio que fue captado por la transmisión oficial del partido.

Para calentar más los ánimos, Di María le lanzó un escupo a González, esto en medio de la pandemia del coronavirus y luego que el argentino hubiese recién vuelto a jugar tras superar su contagio por COVID-19.

AFP

En cuanto a lo futbolístico, el PSG sumó su segunda derrota en dos partidos, con lo que queda antepenúltimo sin puntos.

Además, se esperan pronunciaciones oficiales por la acusación de racismo contra González y del escupitajo de Di María, situaciones que podrían traducirse en graves castigos.