DeportesT13

Boris Johnson denuncia "insultos racistas" contra futbolistas ingleses

AFP
Por AFP
La Asociación de Fútbol inglesa dijo estar "consternada" y "asqueada" por los comentarios racistas difundidos en redes sociales contra Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka.

El primer ministro británico Boris Johnson denunció el lunes los "insultos racistas" contra tres futbolistas ingleses tras la derrota de Inglaterra frente a Italia en la final de la Eurocopa que se disputó el domingo en Londres.

"Este equipo de Inglaterra merecer ser tratado como héroe y no agredido racialmente en las redes sociales", dijo Johnson en Twitter.

"Los responsables de esos horribles ataques deberían avergonzarse de sí mismos", agregó.

La Asociación de Fútbol inglesa dijo estar "consternada" y "asqueada" por los comentarios racistas difundidos en las redes sociales contra los jugadores Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka.

Los tres jugadores fallaron en los penaltis después de que la tensa final terminara 1-1 tras la prórroga.

Italia se impuso 3-2 en la tanda de penales de desempate y frustró el sueño de Inglaterra de obtener un trofeo mayor después de la Copa del Mundo conquistada hace 55 años en Wembley.

"Estamos asqueados de que algunos de los miembros de nuestro equipo, que lo dieron todo por la camiseta este verano (boreal), hayan sido blanco de agresiones discriminatorias en las redes después del partido de esta noche", dijo el domingo la Asociación de Fútbol (FA, por sus siglas en inglés).

"Respaldamos a nuestros jugadores", agregó.

"La FA condena enérgicamente todas las formas de discriminación y está consternada por el racismo en las redes sociales contra algunos de los jugadores de Inglaterra", añadió la Asociación Inglesa de Fútbol en otro comunicado.

"Decimos con la máxima claridad que quienquiera que esté detrás de un comportamiento tan repugnante no es bienvenido entre los seguidores de este equipo", continúa el texto.

La policía de Londres afirmó estar"investigando" las publicaciones "insultantes y racistas".

La final del domingo estuvo marcada por incidentes con aficionados sin entradas que consiguieron entrar al estadio forzando las vallas de seguridad y superando al personal del estadio.

Una escena de violencia con hinchas golpeando y pateando a un hombre de origen asiático en los pasillos del estadio fue filmada y difundida en las redes sociales.