DeportesT13

Djokovic obtuvo "derogación médica" para jugar en Australia, sin revelar su situación de vacunación

covid
AFP
Por AFP
El tenista expresó en 2020 no estar a favor de las vacunas. "No me gustaría que alguien me obligue a vacunarme para viajar", declaró en abril de ese año. Dos meses después dio positivo a COVID-19 en medio de las críticas por organizar un torneo sin respetar las medidas sanitarias.

El número uno mundial, Novak Djokovic, que nunca ha comunicado su situación en cuanto a la vacuna contra el COVID-19, anunció este martes en las redes sociales que viaja a Melbourne gracias a una "derogación" médica, que le permitiría jugar el Open de Australia.

"Estoy listo para vivir y respirar el tenis en el curso de las semanas de competición que vienen. ¡Gracias a todos por vuestro apoyo! Vamos 2022", escribe el serbio en su sitio Instagram, para acompañar una foto suya en el aeropuerto con una bolsa de raquetas.

"He pasado un buen tiempo con las personas que amo durante las vacaciones y hoy parto hacia Down Under (Australia) gracias a una derogación", añadió.

La Federación Australiana de Tenis (TA), organizadora del Open de Australia, confirmó que una "derogación médica" había sido otorgada a Djokovic para que pueda jugar el primer gran torneo del año.

"Djokovic pidió una derogación médica que le fue otorgada tras un examen riguroso (a petición suya) implicando a dos grupos diferentes e independientes de expertos médicos", indica TA en un comunicado publicado pocos minutos después de que el número uno mundial anunciara que viajaba a Australia.

Confirmación desde Australia 

"Novak Djokovic participará en el Open de Australia y está en camino", insiste el comunicado, refugiándose en el secreto médico para esconder  las razones de esta derogación al número uno mundial, que buscará un 21º título récord del Grand Slam y un décimo en Melbourne.

"Protocolos justos e independientes fueron realizados para evaluar las demandas de exenciones médicas para asegurar un Open de Australia 2022 seguro y agradable para todos", señala el presidente de TA, Craig Tiley, en el comunicado.

Desde hace meses, Djokovic dejaba planear la duda sobre su participación en el primer Grand Slam de 2022, donde buscará su 21º título de un torneo grande, tras igualar el récord de Roger Federer y Rafael Nadal (20) al ganar Wimbledon el año pasado.

Pero desde hace meses, "Nole" dejaba planear la duda sobre su participación en el primer Gran Slam del año, debido a la obligación que tienen los jugadores de vacunarse para entrar en Australia y poder disputar el torneo. 

Contrario a la vacuna

El número uno mundial se había expresado en abril de 2020 contra la vacunación obligatoria, entonces planteada para permitir la reanudación de los torneos.

"Personalmente, no estoy a favor de las vacunas. No me gustaría que alguien me obligue a vacunarme para viajar", había afirmado "Nole" en una conversación con varios deportistas serbios en su página de Facebook.

El serbio había sido criticado varias semanas después por haber organizado a principios de junio de 2020 en los Balcanes el Adria Tour, un torneo caritativo itinerante sin respetar precauciones sanitarias (estadio lleno sin llevar mascarillas, abrazos entre tenistas en la pista, cenas comunes y visitas a discotecas).

Al término del torneo, Djokovic había dado positivo a COVID-19, así como su compatriota Viktor Troicki, el croata Borna Coric y el búlgaro Grigor Dimitrov.

"Siento profundamente que nuestro torneo haya podido causar tanto daño", se excusó Djokovic en la época. "Nos equivocamos, era demasiado pronto" para organizar un torneo así, reconoció.

Casos en Chile

Información actualizada al 28 de enero 2022

Contagiados

2.075.703

Fallecidos

39.620

Casos Activos

87.734