DeportesT13

El Atlético y Luis Suárez hunden aún más a un Barcelona sin alma

Reuters
Por AFP
Los catalanes, que venían de ser goleados por el Benfica en Champios, quedaron novenos.

Tres días después del correctivo sufrido en Lisboa en Liga de Campeones (3-0) contra el Benfica, el FC Barcelona no consiguió alejarse de la crisis en que parece estar sumido, al sumar una nueva derrota, este sábado en campo del Atlético Madrid (2-0), en la octava jornada de LaLiga, y desciende a la novena plaza provisional en la clasificación.

El equipo catalán, que convivía con continuos rumores sobre un posible cese de su entrenador Ronald Koeman, antes del mensaje de apoyo al técnico holandés lanzado este sábado por el presidente Joan Laporta, perdió con goles del francés Thomas Lemar (24) y Luis Suárez (45), uno de los emblemos del Barcelona hasta 2020.

[VIDEO] Imparable: Brereton volvió anotar y se sitúa líder de la tabla de goleadores Twitter @Rovers
Lee También >

[VIDEO] Imparable: Brereton volvió anotar y se sitúa líder de la tabla de goleadores

Con este triunfo, el equipo 'Colchonero' empata a puntos con el líder Real Madrid, que el domingo juega en campo del Espanyol.

Laporta afirmó que Ronald Koeman "seguirá siendo entrenador del Barça" las próximas semanas, en unas declaraciones ante los medios este sábado delante del hotel de concentración del conjunto culé en Madrid, antes de enfrentarse al Atlético.

El Atlético y Luis Suárez hunde aún más a un Barcelona sin alma

"Ronald Koeman merece un margen de confianza hoy. Por supuesto que no será su último partido porque seguirá siendo entrenador del Barça", declaró Laporta.

Pero el técnico neerlandés, en la tribuna del Wanda Metropolitano, para purgar el segundo y último partido, de los dos encuentros de suspensión, tras su expulsión en Cádiz hace quince días, parecía tenso cuando transmitía sus consignas por teléfono a su asistente, Alfred Schreuder, su relevo en el banquillo.

A imagen del técnico neerlandés, es todo un club el que parece en tensión.

Como prueba, bastaba ver el gesto de rabia de Memphis Depay, a los veteranos Sergio Busquets y Gerard Piqué discutir en el centro del campo tras el primer gol marcado por Lemar, o a Oscar Mingueza y Ronald Araujo hacer lo mismo tras el 2-0, para palpar el malestar que rodea al Barça en este momento.