DeportesT13

FIFA no sancionará a Alemania por su mensaje a favor de los DD.HH. criticando el Mundial de Qatar

AFP
Por AFP
La acción llega poco después de que el diario británico The Guardian afirmara que 6.500 trabajadores, que en su mayor parte son migrantes procedentes de India y del subcontinente indio, murieron en las obras de la cita deportiva.

La FIFA anunció este viernes que no sancionará a la selección alemana por haber tenido un gesto el jueves a favor de los Derechos Humanos, en su primer partido de clasificación para el Mundial 2022, organizado en Qatar, en el punto de mira de la protesta.

"La FIFA cree en la libertad de expresión y en el poder del fútbol para provocar cambios positivos", señaló en un comunicado enviado a SID, filial deportiva de la AFP.

Antes del partido, ganado por 3-0 a Islandia, los jugadores de la selección alemana enviaron un mensaje en favor de los Derechos Humanos en este inicio del camino hacia el Mundial de Qatar.

En el momento de los himnos nacionales, los jugadores alemanes mostraron una camiseta negra con una gran letra blanca. Las once letras formaban las palabras "HUMAN RIGHTS" (Derechos Humanos, en inglés).

Esta acción llega poco después de que el diario británico The Guardian afirmara que 6.500 trabajadores, que en su mayor parte son migrantes procedentes de India y del subcontinente indio, murieron en las obras del Mundial desde que Catar recibió en 2010 el encargo de organizar el torneo.

El miércoles, los jugadores de Noruega organizaron una acción similar antes de jugar en Gibraltar, luciendo camisetas donde se leía "Derechos Humanos dentro y fuera del terreno de juego".

Tras el partido de Alemania, Leon Goretzka explicó el gesto de los jugadores alemanes.

"Queríamos demostrar claramente a la opinión (pública) que no somos ajenos a esto", afirmó.

"Nosotros mismos trazamos las letras en nuestras camisetas. Llegamos a una gran audiencia y podemos utilizarlo de manera formidable para enviar señales en favor de los valores que defendemos", explicó.

La FIFA, que por regla general prohíbe las declaraciones políticas en los partidos, decidió esta vez no sancionar a Noruega y Alemania.