DeportesT13

River golea 5-0 a Racing y se queda con la Supercopa Argentina

Twitter @AFA
Por AFP | T13
Tanto los chilenos, Paulo Díaz, en el cuadro de la franja, como Gabriel Arias, en la "Academia" fueron titulares en sus respectivos equipos.

Este jueves, River Plate goleó 5-0 a Racing y se quedó con la Supercopa Argentina.

Tanto los chilenos, Paulo Díaz, en el cuadro de la franja, como Gabriel Arias, en la "Academia" fueron titulares en sus respectivos equipos, este último, con buenas tapadas, pese al abultado resultado.

En un partido dominado por completo por los Millonarios, el delantero colombiano Rafael Santos Borré anotó a los 31 minutos, con un potente cabezazo al ángulo el gol con el que River abrió la cuenta.

Racing se mantuvo a tiro en la cuenta hasta la mitad del segundo tiempo, cuando River mostró su poder de fuego en ataque y demolió a la Academia con una ráfaga de goles, a cargo de Julián Álvarez (68), el uruguayo Nicolás de la Cruz (70), Leonel Miranda (72, en contra) y Matías Suárez (80), los encargados de aumentar la cuenta para el equipo de la banda roja.

Para River fue la segunda obtención de la Supercopa Argentina, luego de la obtenida en 2017 frente a Boca, en Mendoza, y el duodécimo título conseguido durante el ciclo de Marcelo Gallardo, a punto ya de alcanzar las siete temporadas consecutivas al frente del equipo de la banda roja, equipo en el que asumió a mediados de 2014.

"Este River representa el gusto del hincha. Tiene mucho valor esto que logramos. Nos adaptamos a lo que pedía el partido, fue importante abrir el resultado y después aprovechamos para explotar los espacios y hacerle daño a Racing", analizó Gallardo.

River había llegado a esta final como ganador de la Copa Argentina 2019, y Racing como campeón de la Superliga 2018/19, en un cotejo que debió disputarse durante la temporada pasada, pero se postergó por la pandemia hasta esta jornada.

Esta victoria de los Millonarios en la Supercopa Argentina es la más amplia en el historial del certamen, por delante ahora del 4-0 que San Lorenzo le había propinado a Boca en 2015.