Nacional

Municipalidad de Santiago compró clínica a sociedad que tiene demandada a LarrainVial

diario-financiero
Agencia Uno
Por DF MAS
Esta semana la alcaldesa de Santiago anunció la creación de la primera clínica municipal de la comuna. Lo que no se conoce es la trama detrás de la adquisición: por una parte, la sociedad dueña del edificio es la misma que tiene un juicio contra LarrainVial. Y por otra, hay un reclamo hacia la edil por el costo del inmueble que casi triplicaría el valor del mercado. Los antecedentes ya están en Contraloría.

Un correo electrónico llegó la mañana del miércoles 18 de enero a los concejales de Santiago. El remitente, Diego Berríos, abogado de la sociedad Las Malvas, denunciaba que la municipalidad desechó comprar un inmueble de su pertenencia, ubicado en la calle Carmen número 35, por $3 mil millones y que, en vez, había optado por adquirir otro edificio, en el número 1181 de la calle Sierra Bella, por $ 8 mil millones. Es decir, $ 5 mil millones más caro. ¿La sociedad dueña de este? Sociedad Médica y Maternidad Sierra Bella.

El mismo día por la tarde, en un tenso concejo, la jefa comunal, Irací Hassler, tuvo que salir en varias ocasiones a defender la inversión: al final se aprobó la transacción. Entonces, a través de sus redes sociales, la alcaldesa revelaba la gran noticia: los vecinos de Santiago tendrían la primera clínica municipal de Santiago. ¿El monto a pagar? $ 8.200 millones.

Casi en paralelo, ingresaba a Contraloría una denuncia por irregularidades en contra del municipio. 

Como antecedente adicional: Sierra Bella es la misma sociedad que se querelló contra LarrainVial por lavado de dinero por negligencia inexcusable. 

Según el relato de los hechos que hace el abogado Berríos a DF MAS, la sociedad que él representa estuvo en avanzadas conversaciones con la Municipalidad para vender el inmueble. Estaba todo listo, con un precio de traspaso de $3 mil millones y una inversión posterior que debería hacer el municipio de $ 1.500 millones para adecuar las instalaciones como centro médico. En ese lugar arrendaba un preuniversitario. 

30 días después ...

Sin embargo, en diciembre pasado desde el Municipio se acercaron al jurista para informarle que como había hecho un traspaso de sociedad del inmueble, la compra no se iba a poder llevar a cabo. Además, ya tenían otra propiedad para comprar, que ya estaba habilitada como clínica, por lo que era mejor para el municipio. 

Todavía no se sabía el precio. 

La semana pasada se conoció que la Municipalidad de Santiago había llegado a un acuerdo por trato directo con los dueños de la clínica Sierra Bella por $8 mil millones. 

‘¿Cómo es que pasan de un inmueble de $ 3 mil millones a uno de $ 8 mil millones?’ Se preguntó Berríos. Y la pregunta también la plantearon concejales en la sesión del miércoles de esta semana. 

La respuesta la entregó el director jurídico de la municipalidad, Jean Pierre Chifelle, sentado al lado de Hassler. Se hicieron tres tasaciones independientes por las cuales se arribó a dicho valor, y además, la Clínica ya estaba habilitada para ser usada cuanto antes con todos sus permisos sanitarios al día, dijo. 

Pero el argumento que compartió el abogado Berríos y que una concejala apuntaló en la sesión del concejo, fue que la misma propiedad, hasta hace solo semanas, estaba publicada en el sitio Portal Terreno punto com por $ 3.347 millones. Es más, el 16 de diciembre del año pasado, la Sociedad Médica y Maternidad Sierra Bella había traspasado el inmueble en $2.080 millones a la Sociedad Inmobiliaria San Valentino, que había sido creada recién en febrero del año pasado por el abogado Felipe Sánchez.

Es decir, reclama Berríos, la Municipalidad pagó $ 5 mil millones más y aprobó la transacción a pesar de que hubo un traspaso de la propiedad entre una sociedad y otra hace apenas un mes, que era el mismo argumento que utilizaron para rechazar la compra de Carmen 35, la sociedad que él representa. 

Ministro Jackson lanzó Agencia Uno
Lee También >

Alimentos saludables que iban a ser desechados: Gobierno lanza "EcoMercados solidarios"

A Contraloría

En el concejo del miércoles, a pesar de los cuestionamiento, la transacción se aprobó por 10 votos a favor, incluida la alcaldesa Hassler, y la abstención de la concejala Rosario Carvajal, quien además citó publicaciones en medios de comunicación, entre ellos la de DF MAS, por el conflicto penal que tiene la misma sociedad Sierra Bella contra LarrainVial.

Ante ese argumento, el director jurídico de la municipalidad explicó que las demandas civiles de Sierra Bella por eventual quiebra estaban cerradas tras lograr un acuerdo, mientras que las querellas penales que estén abiertas son contra personas naturales y no afectan a la persona jurídica que hizo la transacción con el municipio. 

Sin embargo, el abogado Berríos recurrió a la Contraloría contra los directores jurídicos y de Planificación, Luis Mayorga, donde expone las diferencias de precios, el valor de traspaso de la propiedad entre sociedades y el aviso publicado.

“En este caso hay una transferencia reciente del mismo inmueble en 2.000 millones, es decir, menos de la mitad de lo que sería su valor de mercado, por lo que esa transferencia de diciembre de 2022 adolecería de lesión enorme, o en el peor caso, la Municipalidad estaría comprando por más del doble del precio de mercado (transacción de mercado de la misma propiedad en diciembre de 2022, menos de un mes), con lo que incurriría en el mismo vicio de lesión enorme, con directo perjuicio del interés fiscal”, se lee en la presentación a Contraloría. 

“Es necesario que se investigue la irregularidad de las tasaciones encargadas por el Secplan (Luis Mayorga), y las justificaciones falsas y alejadas de la legalidad del Director Jurídico (Sr. Chiffelle); e instruir respecto de ambos un sumario administrativo por las irregularidades. Particularmente son irregulares: precio de adquisición (tasaciones irregulares no consideran transferencias del mismo inmueble y recientes a precio de mercado), errores técnicos en el estudio de los títulos (vicio de lesión enorme), y todos los que puedan aparecer”, agrega. 

Consultado directamente el municipio a través de su departamento de comunicaciones, hasta el cierre de esta edición no se habían pronunciado