Negocios

FMI recorta proyecciones para Chile: prevé que el PIB crezca 1,5% este año y 0,5% en 2023

diario-financiero
Agencia Uno
Por Diario Financiero
El panorama nacional es inferior a lo que contempla el organismo para la economía global, que se expandiría un 3,6% en ambos períodos. También queda bajo la media de América Latina, que subiría 2,5% cada año.

Un duro aterrizaje sufrirá la economía chilena tanto este año como el próximo. Así lo han anticipado en diferentes actores en los últimos meses, a quienes ahora se suma el Fondo Monetario Internacional (FMI). La entidad prevé que en 2022 el Producto Interno Bruto (PIB) nacional se expanda solo un 1,5%%, mientras el período que viene el crecimiento llegaría a 0,5%.

El pronóstico se revisó a la baja en la actualización del Panorama Económico Mundial (WEO, su sigla en inglés), que la entidad publica en el marco de sus reuniones de primavera junto al Banco Mundial. A fines de enero, el Fondo estimaba que el PIB nacional se expandiera un 1,9% este año, crecimiento similar al contemplado en ese entonces para 2023. 

El cuadro delineado ahora queda en medio de la proyección que el Banco Central presentó en su último Informe de Política Monetaria (IPoM), que contempla que la economía chilena crecerá entre 1% y 2% este año, para moderarse a un rango que iría entre una caída de 0,25% y un alza de 0,75% en 2023. 

El panorama previsto para Chile quedaría, según el FMI, por debajo del pronóstico para la economía mundial y de América Latina. Tanto este año como el próximo, el crecimiento global se moderaría a 3,6% -desde el alza de 6,1% de 2021-, y en la región la expansión llegaría a 2,5% en cada uno de dichos períodos. 

La inflación también será una preocupación para la economía nacional y global en los años que vienen. El Fondo estima que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) promedie 7,5% este año en Chile, para moderarse solo a 4,5% en 2023. El dato estimado para este año queda por debajo del 8,2% que estima el IPoM como media, pero el panorama que anticipa el FMI para el período que viene es superior al 3,4% que proyecta el Central.

En el plano fiscal, el organismo internacional estima que el saldo de la cuenta corriente se moderará a una contracción de 4,5% este año, para seguir acotándose a una baja de 3,4% en 2023. El panorama para el mercado laboral seguirá siendo desafiante: en 2022 el desempleo bajaría considerablemente desde el año pasado, pero promediaría 7%, para bajar a 6,9% el año que viene. 

Pagos en exceso de Fonasa: Revisa si te corresponde recibir una devolución T13.cl
Lee También >

Pagos en exceso de Fonasa: Revisa si te corresponde recibir una devolución

Preocupaciones globales

El economista jefe del Fondo, Pierre-Olivier Gourinchas, advirtió que “las perspectivas económicas mundiales se han visto seriamente afectadas, en gran parte debido a la invasión de Ucrania por parte de Rusia”. Detalla que, “más allá de su impacto humanitario inmediato y trágico, la guerra frenará el crecimiento económico y aumentará la inflación”, y agrega que “los riesgos económicos generales han aumentado considerablemente, y las compensaciones de política se han vuelto aún más desafiantes”.

Para este año, el ajuste a la baja para la economía mundial fue de 0,8 puntos porcentuales, lo que -según la autoridad- refleja el impacto directo de la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia. El panorama para la Unión Europea se revisó a la baja en 1,1 pp. por los efectos indirectos de la guerra, convirtiéndose en el segundo mayor contribuyente a la revisión general a la baja. Por el lado de las grandes potencias, el ajuste fue más modesto. El FMI revisó el panorama para el PIB en 0,3 puntos, mientras que en China el recorte fue de 0,4 unidades. 

Gourinchas alertó que “la inflación se ha convertido en un peligro claro y presente para muchos países”, y planteó que, incluso antes del conflicto bélico, se disparó gracias al aumento de los precios de las materias primas y los desequilibrios entre la oferta y la demanda. 

Zoom a la región 

El cuadro previsto por el FMI es levemente más pesimista para América del Sur que para toda la región latinoamericana: este año el PIB subiría un 2,3%, para acotarse a 2,1% en el período siguiente. A la cabeza del vecindario estaría Colombia, con un crecimiento de 5,8%, que luego bajaría a 3,6%. 

Le seguiría Argentina con un salto de 4% este año y uno de 3% el próximo, y luego Uruguay con expansiones de 3,9% y 3% en 2022 y 2023, respectivamente. Bolivia quedaría en el cuarto lugar, con alzas de 3,8% y 3,7%, y después vendría Perú con un crecimiento de 3% cada año. 

Ecuador y México completarían el grupo de los latinoamericanos que crecerían más que Chile, con repuntes de 2,9% y 2,7% el primero, y de 2% y 2,5% el segundo. En línea con la economía nacional quedaría Venezuela, y por debajo solo Brasil y Paraguay. El gigante latinoamericano crecería solo 0,8% este año y repuntaría 1,4% el que viene, mientras que el PIB de su vecino subiría 0,3% y 4,5% en 2022 y 2023, respectivamente.