Política

Chile Vamos tras la derrota: sin autocrítica y con el fantasma de una primaria con baja votación

elecciones-2021
Interior
Por Paula Valenzuela
Luego de la segunda vuelta de gobernadores de este domingo -donde la derecha solo obtuvo un representante de un total de 16- en La Moneda retomaron el comité político entre dirigentes y ministros. Sin embargo, tras el encuentro, no hubo un discurso unitario ni menos un mea culpa en el sector. En un mes, deberán medirse nuevamente para definir a la carta presidencial del sector. Y ya se advierte un flanco: “Sería un fracaso si votan menos de un millón de personas”, dijo el líder de RN este lunes.

De manera “escueta” abordaron en el comité político ampliado entre los partidos oficialistas y los ministros la derrota electoral que sufrieron en la segunda vuelta de gobernadores regionales de este domingo.

Hace exactos once meses que el gobierno -entonces el ministro del Interior, Gonzalo Blumel- había suspendido esta habitual instancia de coordinación política y legislativa, en medio de la crisis que se generó a raíz de la tramitación del primer retiro anticipado del 10% de los fondos de AFP.

Desde ahí, entre la coalición y el gobierno las cosas solo han empeorado, sin embargo, la semana pasada se tomó la decisión de retomar los encuentros para intentar aminorar de algún modo la débil relación.

Durante este lunes, no obstante, los dirigentes y ministros evitaron enumerar las razones de su debacle electoral.

El ambiente posterior a la cita estuvo lejos de mostrar a un conglomerado unido enfrentando el duro momento: el presidente de la UDI, Javier Macaya, y su secretaria general, María José Hoffmann, así como el jefe de bancada de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, salieron raudos del patio de los Canelos -lugar de la reunión- sin hacer declaraciones a la prensa, pese a que el líder UDI así lo había comprometido antes de ingresar al encuentro.

El domingo, los deplorables resultados del 15 y 16 de mayo terminaron por coronarse con solo un gobernador electo para Chile Vamos. Es decir: de las 16 regiones, 15 serán administradas por la oposición.

“Habíamos anticipado este escenario”, decían en la coalición al ser consultados por la necesidad de apuntar a los responsables de la debacle al menos en gobernadores regionales.

Justamente, en Chile Vamos avizoraban que lograrían “pocos o ningún” gobernador. Pero la jornada del lunes había comenzado, por ejemplo, con el senador RN Francisco Chahuán -competir a la presidencia de RN este sábado- pidiendo la renuncia de las mesas directivas de Chile Vamos por los resultados de las elecciones. Mario Desbordes -precandidato presidencial y contendor de Chahuán en la interna del partido-, en cambio, había responsabilizado directamente al gobierno en una entrevista con El Mostrador.

“Todos tenemos responsabilidad. Aquí hay una responsabilidad de los partidos políticos, hay una responsabilidad del gobierno y también hay responsabilidad de muchas personas que hoy no están yendo a votar”, dijo a la salida del encuentro el presidente de Evópoli, Andrés Molina. Al ser requerido por la responsabilidad del Presidente Piñera, el diputado respondió que cuando se habla del gobierno, se habla del mandatario y su gabinete.

Por su parte, el timonel de RN, Rafael Prohens, señaló que “no hay que responsabilizar al gobierno de lo que hacen los partidos”. Y añadió: “Tenemos que aprender a leer lo que piensa la gente. (…) No soy de los que va a responsabilizar al gobierno, tiene su cuota de responsabilidad, pero aquí tenemos que asumirlo como un todo, todos somos culpables de lo que nos está pasando. Y tenemos que revertir eso”.

En contraste, el presidente del PRI, Rodrigo Caramori, criticó el encuentro y aseguró: “Hoy hemos echado de menos absolutamente todo. No hubo ninguna autocrítica, no hubo ningún plan de acción a futuro, por lo tanto, todo sigue de la misma manera”.

RN: “Sería un fracaso si votan menos de un millón de personas”

Los dirigentes, en ese sentido, intentaron remarcar que, dado a que estaban conscientes de las proyecciones que tenían en el sector para la elección de gobernadores, la cancha de la elección presidencial es un cuento aparte.

“La elección presidencial se juega en una cancha bien diferente a la cancha que se jugó este fin de semana la elección de gobernadores”, dijo Macaya antes de entrar a la cita. Mientras Molina enfatizó en que los candidatos de Chile Vamos -sobre todo el de su partido, Ignacio Briones- están constantemente proponiendo ideas nuevas, que es lo que, dijo, requiere la gente.

Sin embargo, en poco más de un mes, nuevamente la derecha volverá a medirse en medio de un tenso ambiente. “Sería un fracaso si votan menos de un millón de personas”, lanzó hoy el senador Prohens en La Moneda, dando cuenta de una preocupación que existe por estos días en el sector.

El próximo 18 de julio la primaria presidencial de Chile Vamos se dará en paralelo a los comicios de Apruebo Dignidad donde Daniel Jadue (PC) y Gabriel Boric (Frente Amplio) compiten por convertirse en el presidenciable de su sector. ¿Cuál de los dos comicios congregará más electores? Esa es una de las inquietudes del conglomerado de centroderecha.

En 2017, Chile Vamos con los entonces candidatos Sebastián Piñera, Manuel José Ossandón y Felipe Kast lograron 1,5 millón de electores en participación, pese a que las directivas en ese periodo se fijaron como meta el millón.

Así, esta jornada, además, Macaya, en T13 Radio, manifestó su preocupación por la baja participación de este domingo y dijo que no recordaba otra elección con este nivel de votación.

“Se corre el riesgo de que en nuestra primaria (presidencial) vaya a votar poca gente y a la de la ultra izquierda vaya a votar mucha gente y eso sería fatal para la primera vuelta. Imagínate que en la nuestra voten 500 mil personas y en la otra un millón de personas, hacemos el loco”, aseveró, en tanto, el viernes pasado, el senador RN Manuel José Ossandón en T13.CL.

En ese sentido, dicen en Chile Vamos, la participación influirá mucho en cómo llegue el ganador de la primaria a la elección del 21 de noviembre, en momentos en que ronda la alta posibilidad de que la derecha se quede fuera, inéditamente, de una segunda vuelta presidencial.

La pandemia, dicen, esta vez también pesará ante el difícil momento político que vive la coalición.

En ese sentido, en el comité político ampliado acordaron que se debía modificar el plan Paso a Paso, sobre todo de cara a la renovación o no del Estado de Emergencia que vence el 30 de junio próximo. Los partidos oficialistas se han resistido de hecho a dar su apoyo en el Congreso si es que no hay modificaciones a la reglas sanitarias, pues pide más libertades para los vacunados. El gobierno, dicen, entregará una propuesta en los próximos días a su coalición y este lunes los dirigentes hicieron sus peticiones.

Esta cita, en todo caso, se pretende, hasta ahora, repetir todos los lunes a las 12:30 horas en el Palacio de la Moneda.