Política

Los factores que complican (aún más) a la derecha en la elección parlamentaria

elecciones-2021
Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
Ya en mente con el complejo momento de la derecha, Chile Vamos ve con preocupación que la Convención Constitucional pueda modificar el sistema político y, por ende, el tiempo que perduren los parlamentarios que asuman en marzo próximo. No solo eso, la ley que limita la reelección afecta principalmente a la UDI y las colectividades bien saben que las expectativas para noviembre se ajustan al paupérrimo resultado obtenido en mayo con un millón menos de votantes. Cambiarse de distrito también es opción para algunos.

El balde de agua fría que significó para la centroderecha la elección del pasado 15 y 16 mayo ha seguido resonando durante estos meses. Chile Vamos no alcanzó el tercio de representación en la Convención Constitucional, solo lograron un gobernador regional electo, y perdió 59 comunas lideradas por sus alcaldes; en la Metropolitana fue lo más vistoso.

En ese escenario, la elección parlamentaria del 21 de noviembre próximo es una de las mayores incertidumbres. Si bien la derecha en 2017 no alcanzó una mayoría parlamentaria, RN, por ejemplo, se convirtió en el partido más grande con 36 diputados. La UDI, en tanto, logró otros 30 representantes en la Cámara Baja y Evópoli seis.

Si en 2017 Chile Vamos alcanzó una representación del 38,7%, en la elección de constituyentes solo un 20,6%. La coalición, así, perdió 1.148.142 votantes. Sobre las alcaldías, si hasta el 28 de junio de 2021, 8,9 millones de chilenos eran gobernados localmente por la derecha, hoy ese número es 4,2 millones.

Solo para graficar el escenario actual: en la directiva de RN ahora parten de la base que en la Convención Constitucional -mismo sistema electoral con el que se elige a los representantes del Congreso Nacional- obtuvieron 14 integrantes (15 si cuentan a Teresa Marinovic), por lo que las expectativas para los comicios de diputados disminuyen más del doble.

El momento político de la centroderecha, en ese sentido, ha provocado que la mayoría de los actuales representantes del bloque en el Congreso miren en detalle el comportamiento electoral de sus distritos en la pasada elección. Sin embargo, hay otras variantes en el análisis.

¿Dónde están los votos de derecha?

Varios diputados y senadores, en ese sentido, han visto la posibilidad de cambiarse de distrito o circunscripción en una suerte de búsqueda por sus votos con la siguiente pregunta en discusión: ¿dónde están los votos con los que salí electo?

En la Región de Valparaíso, por ejemplo, recalcan, “la derecha perdió todo”; caso ilustrado con la derrota en la alcaldía de Viña del Mar, que quedó en manos del Frente Amplio. Pablo Kast (distrito 6), de Evópoli, por ejemplo, dicen en el partido, estaría pensando en postularse por la Región del Maule. Osvaldo Urrutia (distrito 7), de la UDI, en tanto, pese a que podría buscar reelegirse en el cargo, comentan en el gremialismo, no tendría planificado competir, ante la debacle en su zona.

En Evópoli, el diputado por el distrito 9 de Recoleta, Sebastián Keitel, es otro ejemplo. “Estoy pensado en competir en Los Ríos como parlamentario, una región donde creo puedo hacer un importante trabajo. Viví allí durante cinco años, creo conocer perfectamente las problemáticas y las carencias que pueden tener las doce comunes”, dice a T13.CL el exatleta que aún no tiene definido si competir como senador o diputado.

En RN, en tanto, pese a que varios de sus diputados han analizado los votos en otros distritos, no hay casos confirmados. Eso sí, varios de ellos están pensando en saltar al Senado como Frank Sauerbaum, actual diputado del Ñuble; Paulina Núñez (Antofagasta) y Alejandro Santana (Los Lagos).

En ese partido, en todo caso, existe otra preocupación. “Es una posibilidad cierta que a raíz de los cambios que se produzcan en la Convención Constitucional, terminemos con un sistema unicameral, por lo tanto, saltar al Senado no tendría ningún sentido en ese marco. Esa es una variante en la decisión que tenemos que tomar, por, además, entre otras cosas, el costo económico y por el esfuerzo que hay que desarrollar para ser senador, y no diputado, que es más fácil y obtenible en el corto plaz”, afirma a este medio Sauerbaum.

La idea de que en dos años máximo los parlamentarios deban volver a competir, en caso de que la Convención así lo defina en el cambio del sistema político, ha sido un tema que se ha abordado en el sector por estos días. Esto, en medio de la tendencia actual de que la ciudadanía está optando por el progresismo.

El resto de los diputados de ese partido -a excepción de Leopoldo Pérez y René Manuel García- están contemplados para la reelección.

En la UDI y su bancada, el panorama es distinto, pues es el partido de la derecha al que mayormente le afecta la ley del límite a la reelección aprobada en 2020. Es el caso de Javier Hernández, Javier Macaya, Celso Morales, Pedro Pablo Álvarez-Salamanca, Ramón Barros, María José Hoffmann, Enrique van Rysselberghe, Iván Norambuena, Sergio Bobadilla y Gastón von Muhlenbrock. Varios de ellos, en todo caso, planean postular al Senado como Macaya, Van Rysselberghe y Hernández. Hoffmann, en tanto, ha sonado como opción para la Senaduría en Santiago, sin embargo, en su círculo no lo han confirmado.

Sergio Gahona -quien sí podría repostular a la Cámara- hasta ahora tiene pensado competir en el Senado por la región de Coquimbo. “Estamos trabajando para lograr el mejor resultado posible. Tengo una buena expectativa sujeto a todas las complejidades que todos los políticos podemos tener”, dice Gahona.

“Apurar el tranco”

El próximo 23 de agosto vence el plazo para la inscripción -ante el Servicio Electoral (Servel)- de las listas parlamentarias. “Hay que apurar al tranco, porque queda poquito más de un mes. Si yo fuera parte de la directiva estaría exigiendo que se sentaran a negociar, porque no podemos estar, de nuevo, a última hora”, señala la senadora Jacqueline van Rysselberghe, quien optó por cambiarse de distrito -del Biobío a Ñuble- en lo que es su primera reelección al Senado. Su hermano, el diputado, en ese sentido, competirá en el cupo que estará dejando la parlamentaria.

El comité electoral de Chile Vamos sesionó el viernes pasado por primera vez y se espera que durante las próximas semanas el trabajo se intensifique.

“Vamos a buscar candidatos que tengan mucho apoyo en las bases, queremos confeccionar listas parlamentarias de distintos perfiles; donde estén los parlamentarios que hoy están en ejercicio y se agreguen perfiles de personas que los complementen”, comenta el secretario general de RN, Diego Schalper.

Uno de los puntos que deberá resolver nuevamente el conglomerado de centroderecha es si suma o no a la negociación al Partido Republicano, de José Antonio Kast, tal como ocurrió para la elección de constituyentes.

En RN y Evópoli han insistido en que, dado que dichos resultados no fueron favorables, no habría que replicar ese pacto electoral que, de hecho, se dio a regañadientes por parte de esas dos colectividades.

T13
Lee También >

Baja participación y “escape” de votos hacia Boric: los temores de Chile Vamos a días de la primaria

En la UDI insisten, en todo caso, en pactar con los republicanos. “La centroderecha debiera ir en una sola lista parlamentaria, sería un error dividir nuestras fuerzas, porque tenemos que tratar de sacar una mayoría parlamentaria y para eso no nos podemos dar el lujo de tener candidatos descolgados”, afirma la expresidenta de la UDI.

Con todo, en el sector también señalan que la participación de este domingo en la primaria presidencial de Chile Vamos será un elemento que determinará parte del estado de ánimo con el que enfrenten una difícil contienda parlamentaria.