Política

Convención Constitucional: Guía paso a paso para entender cómo se elegirán a los 155 constituyentes

elecciones-2021
Por Pablo Cádiz
En esta nota podrás conocer el funcionamiento del sistema proporcional de cifra repartidora (D'hont) con que se elegirán a quienes redactarán la nueva Constitución. Un mecanismo que, según el cientista político Mauricio Morales, "premia el juego en equipo y castiga las quimeras individuales".

Cuatro papeletas y cientos de candidatos. Este es el escenario que enfrentarán el próximo 10 y 11 de abril los más de 14 millones de ciudadanos habilitados para ser parte de las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores e integrantes de la convención constitucional.

La convención constitucional (también conocida como convención constituyente) estará integrada por 155 miembros:

  • 138 que se elegirán bajo el mismo distritaje de la Cámara de Diputados, donde el país se divide en 28 distritos, que eligen de 3 a 8 representantes de acuerdo a la cantidad de habitantes  (si deseas conocer cuantos representantes tendrá tu distrito, avanza al final de este artículo)
  • 17 representantes de los pueblos originarios: las personas que identifican como integrantes de los pueblos originarios podrán solicitar una papeleta especial para definir a los representantes de las etnias Mapuche, Diaguita, Rapa Nui, Coya, entre otros. 

¿Cómo se elegirá a los ganadores?

A diferencia de la elección de alcaldes -donde quien obtiene la primera mayoría asegura el cargo- los representantes de la Convención Constitucional serán electos a través de un sistema proporcional corregido o D 'Hont, donde los escaños se determinan a partir de los votos obtenidos por una lista.

Pero además habrá una corrección de resultado destinada a asegurar que el organismo sea 100% paritario, es decir, ningún género podrá tener más de un 50% + 1 de la instancia o, llevándolo a números, podrá haber un máximo de 78 hombres o mujeres electos.

¿Cómo se realizará esto? Un ejemplo: si un distrito elige cuatro convencionales y tres de los electos bajo el sistema proporcional fueran hombres, el hombre de menor votación deberá ceder su puesto a la mujer de su mismo partido que tenga más votos. O, en caso que este no tenga una compañera dentro de su partido, a la mujer de su lista que tenga la mayor votación. 

En este video -publicado por T13 en 2017 para explicar cómo funciona el sistema para elegir diputados- puedes revisar detalles de este mecanismo electoral:

¿Cómo funciona el mecanismo de cifra repartidora?

Tal como explica el experto electoral y académico de la U. de Talca, Mauricio Morales, aunque las personas votan por un candidato, en el sistema proporcional "ese voto suma a la lista que está presentando el partido y si ese partido va en un pacto con otros partidos, ese voto suma al pacto".

"Por lo tanto tenemos un triple voto simultáneo: votamos por el candidato, ese voto suma al partido, y ese voto que va al partido también suma al pacto", resume. 

Convención Constitucional: Guía paso a paso para entender cómo se elegirán a los 155 constituyentes

Para definir a los ganadores y perdedores dentro de este sistema electoral, existen tres niveles:

  • Primero, se distribuyen los escaños por pacto
  • Luego, se distribuyen los escaños dentro de los pacto
  • Finalmente, se distribuyen los escaños dentro de los partidos que componen el pacto

Morales explica que para los dos primeros niveles de distribución de escaños se aplica un sistema de cifra repartidora, que consiste en dividir los votos que tiene cada pacto desde 1 hasta el número de escaños a repartir.

"Por ejemplo, si es que son 6 los cupos a repartir, cada votación de cada pacto se divide sucesivamente por 1, por 2, por 3, por 4, por 5 y por 6. Una vez realizado este procedimiento, con todas las listas que compiten en un distrito se escogen las seis cifras más grandes. Es decir, dividimos cada votación de cada lista por 1,2,3.....y luego escogemos las seis cifras que de ese proceso matemático existan, las seis más grandes. Ahí vamos a tener el numero de escaños que le corresponden a cada una de las listas", explica.

Luego, en el segundo nivel de repartición, se realiza la misma operación, pero dentro de los pactos. 

Por ejemplo, si en un distrito Chile Vamos consiguió tres de los seis escaños a repartir, se deben dividir los votos de los partidos que conforman el pacto en 1, luego en 2, luego en 3. 

Así, detalla Morales, "los tres valores más grandes indican la asignación de escaños para cada partido, donde puede que un partido se quede con los 3, un partido se quede con 2, otro con 1 y el otro con ninguno, o que tres de los 4 partidos les corresponda un escaño cada uno".

Finalmente, el tercer nivel -donde se reparten los cupos dentro de cada partido- el proceso resulta más sencillo, ya que resultará vencedor el candidato más votado del partido que obtuvo el cupo.

A esto, sin embargo, será necesario realizar las correcciones para asegurar la paridad, lo que hará mucho más complejo el proceso de definición de ganadores.

¿Por qué es importante la lista en que va un candidato?

Morales define el sistema proporcional como uno "que premia el juego en equipo y castiga las quimeras individuales". De hecho, sostiene que en las municipales de 2016 no hubo un solo candidato independiente fuera de pacto que consiguiera un escaño, mientras que en las parlamentarias de 2017 solo uno logró hacerlo.

"En consecuencia, no es tan extraño que tengamos candidatos altamente votados de manera individual que no consigan el cupo porque prefirieron jugar de manera individual y no de manera colectiva. En cambio aquel que jugó de manera colectiva dentro de un partido o pacto, sumandos sus votaciones, eso reciben un premio mayor", explica.

A esto, dice, se suma el denominado "arrastre", que implica "tener un candidato muy votado en un distrito que compite dentro de un pacto y dentro de un partido, y que producto de la gran cantidad de votos que tuvo puede arrastrar a un compañero de partido e incluso a un compañero de pacto. Eso también es muy usual que ocurra". 

Es por ello que el experto electoral concluye que "votar por un candidato dentro de un pacto supone que ese voto puede contribuir a que mi candidato sea electo como que también a que otros candidatos del pacto o del partido consigan el cupo".