Política

La UDI se aleja de J. A. Kast: diputados coinciden en que no se debe pactar para las parlamentarias

elecciones-2021
Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
Este miércoles la bancada discutió por primera vez el tema luego de la primaria presidencial y convino que, luego de los resultados del domingo, no sirven los acuerdos electorales sin programa conjunto. “Se nos acaba el tiempo”, dicen, además, ante la inscripción de candidatos que vence el 23 de agosto. Los parlamentarios también abordaron la candidatura de Sichel.

Una reunión distendida sostuvo, la noche de este miércoles, casi la totalidad de los diputados de la UDI -unos 20, entre ellos, el presidente de la colectividad, Javier Macaya; la secretaria general María José Hoffmann y el jefe de bancada Juan Antonio Coloma, se congregaron en la casa de uno de sus principales asesores en Concón- para analizar el escenario político luego de la primaria presidencial de Chile Vamos.

En la instancia -que se extendió por más de cuatro horas-, los parlamentarios abordaron la derrota de Joaquín Lavín, histórica figura del gremialismo; el liderazgo de Sebastián Sichel y la posibilidad a de pactar o no en la elección parlamentaria con el Partido Republicano, liderado por José Antonio Kast.

Durante los últimos días, distintas voces referentes de la UDI, en privado, han afirmado que, pese a la conveniencia electoral de competir en una lista unitaria con J. A. Kast, ya no existe una disponibilidad total como en enero de este año cuando se confeccionaba la lista de constituyentes para la elección de mayo.

¿La razón? Que el acuerdo electoral fuera un “pack”, es decir, que J. A. Kast desista de competir en primera vuelta presidencial, cuestión que, dicen, no ven viable.

Sobre la mesa también hay otros puntos: la elección de constituyentes con el Partido Republicano obtuvo una participación de 1.173.198 personas mientras en la primaria del domingo -sin J. A. Kast- lograron una adherencia de 1.343.892 votos.

Esta semana, asimismo, el Partido Republicano se conformó como partido nacional; sin embargo, para mantener eso, en la elección del 21 de noviembre deben obtener un mínimo de votación: el 5% de votaciones en ocho regiones o elegir a 4 parlamentarios en al menos dos regiones distintas.

“No podemos subvencionarlos electoralmente”, dicen en la UDI.

Así, la noche de este miércoles, el tema fue conversado latamente entre los diputados de la UDI y, comentan, hubo casi unanimidad: sería un error insistir en una lista parlamentaria con los republicanos.

“José Antonio jamás va a acceder a la petición de bajar su candidatura presidencial”, vaticinaban algunos de los presentes al analizar el escenario electoral.

La UDI -tal como en enero pasado- ha estado abierta a pactar con el Partido Republicano e incluso, en estas semanas, se han dado conversaciones informales con el propio Kast; no obstante, agregan en el gremialismo, los republicanos apenas pueden, públicamente, desestiman cualquier tipo de acuerdo.

Eso sí, este domingo, luego de las elecciones, el exdiputado, en Mesa Central de Canal 13, no se cerró a la opción al ser consultado por un pacto parlamentario. “Estamos analizando todas las situaciones (...), Sichel nos ha cerrado la puerta, es difícil que él cambie de opinión, pero tenemos que buscar cómo potenciar el mejor resultado parlamentario en noviembre”, dijo.

El lunes, en paralelo, luego del comité político ampliado en La Moneda, los dirigentes de Chile Vamos no descartaron un acuerdo electoral. Asimismo, durante la semana, Sichel, les dejó claro que el acuerdo parlamentaria es un tema los partidos deben abordar y zanjar.

Sobre el análisis de la noche del miércoles, el diputado Gustavo Sanhueza, presente en la cita, dice a t13.CL que, “tratando de interpretar lo que pasó el domingo en las primarias de Chile Vamos, hay un mensaje claro de la ciudadanía: quiere rostros nuevos y claridad en el mensaje. Y hacer acuerdos electorales por conveniencia, por tratar de sacar uno o dos parlamentarios más, sin la convicción de un programa unificado hacia el futuro en esta nueva sociedad, es un error”.

Justamente, en la discusión en la UDI también se mira el remezón que significó para el partido que un independiente lograra imponerse ante un histórico de sus filas. ¿Hay que moverse al centro?, es una de las preguntas que han surgido post primarias, pero afirman: “Sichel es el centro”, por lo que la clave es ampliarse hacia el mundo independiente.

El próximo 23 de agosto las listas deben ser inscritas y, dicen, el tiempo es un factor relevante en esta discusión: los partidos de Chile Vamos ya casi están llenando sus cupos y un entendimiento con J. A. Kast complicaría la nómina que está a contrarreloj.

“En la UDI siempre hemos estado abiertos a explorar una lista parlamentaria conjunta de toda la derecha, pero las señales que recibimos de Evópoli y de Republicanos me hacen pensar que, dado el poco tiempo que queda, tal unidad quizás ya no sea posible”, afirma a T13.CL el diputado Guillermo Ramírez.

Entre los senadores de la UDI el panorama es similar: insisten en que esta vez el pacto no conviene. “Lo ideal es ir en una sola lista parlamentaria, pero eso implica definitivamente competir solo con un candidato presidencial. Y él (Kast) tiene que evaluarlo, pero creo que está metido en un enredo, porque si él decide mantener su candidatura presidencial, entonces quiere decir que mantiene su propia lista parlamentaria y eso significa que la costará mucho mantener vivo su partido”, asegura Jacqueline van Rysselberghe.

La próxima semana, en todo caso, el comité electoral de la UDI deberá zanjar la decisión sobre los pactos.

Apoyo cerrado a Sichel

“No hubo dos voces”, afirman presentes a la reunión distendida de la bancada de la UDI en torno al apoyo que entregarán a Sichel en la campaña presidencial para la primera vuelta del 21 de noviembre.

El debate se dio luego de que los presentes coincidieran en que la derrota de Lavín se debió a un castigo a los partidos tradicionales y la necesidad de su electorado por rostros nuevos en política.

En ese sentido, dicen, por más que Sichel sea una figura de centro, en la cita recalcaron que “es un hombre que da confianza”.

De hecho, varios recuerdan la buena relación que Sichel mantuvo con la UDI mientras fue ministro de Desarrollo Social. El candidato presidencial en ese momento mantuvo conversaciones fluidas con las bancadas gremialistas en negociaciones en el Parlamento y le relevan que siempre tuvo un “buen trato” con la colectividad. Esto, a tal punto, en que Sichel llegó a ser uno de los favoritos de la UDI en el gabinete, pese a la reticencia que tuvieron en su nombramiento en una cartera que el gremialismo deseaba.

En ese entonces, Andrés Chadwick -entonces ministro del Interior- fue clave en que la UDI cediera ante Sichel y no escalara en las críticas.

Además, remarcan, Macaya y Sichel se conocen desde la universidad por lo que esos lazos suman a una buena relación.

Lavín, por otro lado, comentan, ha transmitido en más de una ocasión que deben ordenarse tras la figura de Sichel. Esto, ante el evidente riesgo de que la parte más dura de la UDI apoye a J. A. Kast como presidenciable.

No obstante, el ánimo de la UDI con Kast, incluso en este ámbito, sigue tenso. Hay varios diputados molestos con el trato que ha mantenido su excompañero de bancada. “Hace cinco años estábamos sentados en la misma bancada y ahora nos trata de derecha light”, dicen. 

Eso, agregan en el gremialismo, prevé bajas posibilidades de que parlamentarios se descuelguen de la candidatura presidencial de Chile Vamos.