Política

“Mesa Paralela” queda deslegitimada tras debilitarse y protagonizar bochornosos incidentes

ex-ante
Por Ex-Ante
La “Mesa Paralela”, que funciona al margen de la oficial y ya aparecía como agónica, fue protagonista de dos mediáticos incidentes que según parlamentarios han terminado por deslegitimarla. La invitación a Francisco Muñoz -conocido como “Pancho Malo”- fue cuestionada transversalmente por todos los comités del Senado y, de paso, dividió a la bancada del PDG. A eso se sumó el altercado protagonizado por el diputado Gaspar Rivas.

Qué observar.  La “Mesa Paralela” inicialmente estuvo formada por parlamentarios del PDG, disidentes de la DC, Amarillos, Republicanos e independientes, entre otros, quienes tenían reparos a la mesa oficial del Congreso para conducir el proceso constituyente.

  • Al día siguiente, se empezó a vaciar con la invitación de la mesa oficial a los senadores Matías Walker y Ximena Rincón y el anuncio de los Republicanos de restarse del proceso. Así, el PDG quedó como el partido fuerte de la Mesa Paralela, en conjunto con el senador Juan Castro (Ind-RN), quien asumió el liderazgo. Con los incidentes protagonizados este jueves 13 para muchos se le puso la lápida a la instancia.
  • “Los comités parlamentarios del Senado, integrados por PS-RN-DC-UDI-PPD-Evópoli-PC-FRVS-RD y Comité de Independientes, lamentaron “que se haya invitado a nuestra sede en Santiago a personas que de manera sistemática confunden la legítima expresión de sus ideas, con el modo de manifestarlas con violencia y amedrentamiento”.
  • Los presidentes de la Cámara y del Senado, Raúl Soto y Álvaro Elizalde, respectivamente, también condenaron los hechos en la Mesa Paralela. “Condenamos enérgicamente los episodios de violencia, con descalificaciones y agresiones ocurridos en una reunión paralela, en la que participó un grupo de personas que busca hacer fracasar las conversaciones constitucionales y que no representa a las mayorías que hoy se expresan en el Congreso Nacional”.

Los incidentes. La tensión se sintió desde las primeras horas, con el ingreso del ex líder de la Garra Blanca y cabeza del “Team Patriota” Francisco Muñoz, alías Pancho Malo, en medio del apoyo de sus adherentes -provistos de megáfonos y banderas chilenas-, mientras un detractor le lanzaba monedas. 

  • A diferencia de oportunidades anteriores, cuando fue sacado del recinto por intentar ingresar como periodista, esta vez pasó los controles, pues contaba con una invitación que -según trascendió – fue extendida por el senador independiente RN, Juan Castro, quien conduce la Mesa Paralela.
  • El grupo de Muñoz, “Team Patriota”, ha participado en distintas funas, una de las últimas, al presidente de la UDI, Javier Macaya. 
  • Ese historial, llevó transversalmente a todos los comités del Senado a “lamentar que se haya invitado a la sede de nuestra institución en Santiago, a personas que de manera sistemática confunden la legítima expresión de sus ideas, como el modo de manifestarlas con violencia y amedrentamiento, por tratarse de conductas completamente ajenas al contexto de diálogo constitucional”. 
  • La presencia de Muñoz impactó directamente al Partido de la Gente, de Franco Parisi. Primero, porque de los 9 diputados de la bancada, solo asistieron Gaspar Rivas y Carmen Gloria Naveillán (Rubén Oyarzo no fue por estar en desacuerdo con esa invitación y Yovana Ahumada con Victor Pino estuvieron en la mesa oficial). Y, segundo, por el episodio protagonizado por Rivas, quien tuvo un fuerte altercado con los presentes, tras acusarlos de no querer cambiar la Constitución. 
  • “¡Suéltame!”, le gritó a una mujer que trataba de apaciguar los ánimos, sin darse cuenta que era su propia jefa de gabinete, Marisol Henríquez.
  • Rivas dijo más tarde: “cuando yo estoy hablando algunas personas que están en desacuerdo conmigo empiezan a levantar la mano e interrumpir a viva voz y yo exigí mi derecho de que me respetaran, porque yo los respeté y ellos me emplazan”.
  • El incidente terminó a gritos y con el parlamentario fuera de la sala, reclamando que se dio cuenta que en esa mesa nadie quiere cambiar la Constitución.
  • De acuerdo a los análisis de parlamentarios en el Congreso,  la “Mesa Paralela” quedó  deslegitimada, tanto al interior de ella -luego que se restaran de participar algunos parlamentarios del PDG-, sino que al exterior, con el rechazo unánime de todos los comités del Senado.
  • Para el senador DC, Matías Walker, quien estuvo junto a Ximena Rincón en esa instancia en un principio, sostuvo que “la Mesa Paralela perdió legitimidad en el mismo momento en que los presidentes de ambas cámaras llamaron a la centroizquierda por el Rechazo a incorporarse a las conversaciones”, y que “la invitación a Francisco Muñoz, que fue cuestionada por todos los comités, comprueba aún más esa deslegitimidad”.
  • El diputado Francisco Undurraga, de Evópoli, sostuvo que los grandes acuerdos se están logrando en la mesa oficial y que tras los sucesos registrados “la Mesa Paralela no está dando el tono; no quiere una nueva Constitución y está dando un espectáculo no acorde con lo que quiere la ciudadanía”.
  • El senador Iván Moreira de la UDI sostuvo que “esta situación vergonzosa obviamente le resta más  legitimidad aún a la llamada Mesa Paralela, al invitar a personas violentas, que constantemente nos están denostando. Lo importante es que la ciudadanía entienda que esa Mesa Paralela nada tiene que ver con la oficial, donde sí estamos haciendo un trabajo serio”.