Política

Trasfondo: El incómodo momento de Boric que encendió las alarmas en el oficialismo

ex-ante
Agencia Uno - Gabriel Boric
Por Ex-Ante
El incidente en la actividad de este jueves en el encuentro del Presidente con Conapyme generó inquietud en parte del oficialismo por el asesoramiento comunicacional que recibe el mandatario. Hubo críticas a los organizadores del evento: “Nadie invita a un Presidente a su casa para hacerle una encerrona”. Cuatro expertos consultados por Ex-Ante analizan los riesgos que corren las máximas autoridades cuando están con un bajo porcentaje de aprobación.

Qué observar. La reacción de hoy del Presidente Gabriel Boric en el Encuentro Nacional de la Pequeña Empresa, provocó inquietud en el oficialismo. Los dardos apuntan hacia el equipo comunicacional del Gobierno. Porque lo ocurrido hoy en el Círculo Español, en el evento convocado por la Conapyme, se atribuye a la falta de una línea comunicacional clara, direccionada y rigurosa, que evite discursos o intervenciones con contenidos poco fundamentados que expongan al Mandatario a situaciones como las de hoy.

El hecho que los asistentes le cantaran el Himno del Carabinero se interpretó como una señal de molestia por sus dichos en el discurso del 18-O y de apoyo a la institución, por las acusaciones de “abusos sexuales” a las fuerzas policiales sin que haya condenas o investigaciones judicializadas. “¿Quién leyó ese discurso antes que lo pronunciara?”, se preguntaron diversos parlamentarios.

La reacción que sorprendió. Según dirigentes del oficialismo, lo sucedido en el encuentro “mostró a un Presidente irritado que no dominó un incidente menor”, como que alguien le gritara “¿¡Y tú Constitución?!” cuando Boric señalaba “nosotros no venimos con una idea de imponer a toda costa sin importar qué sea lo que pasa”.

  • El mandatario añadió: “Y también señor, déjeme decirle, y le exijo respeto, le exijo respeto, le exijo respeto, le exijo respeto, que el pueblo de Chile decidió, por una amplia mayoría, tener una nueva Constitución. Así es, y el pueblo de Chile, aunque al señor le moleste, rechazó el proyecto que le propuso la Convención, pero el mandato de una nueva Constitución sigue vigente”.

Parlamentarios de distintas bancadas reconocen que era la oportunidad que tenía el Presidente para dar un mensaje políticamente sólido respecto de lo que se espera para las próximas semanas del trabajo de la mesa constitucional.

  • Agregan que hay inquietud con la forma de promover y mostrar los avances del programa de gobierno, lo que también califican como una falencia de La Moneda y, en específico, de la Secom. Para los críticos, hay una mala reacción de las personas porque no hay conocimiento cabal de lo que se está haciendo en materia social, especialmente en regiones.
  • Pero diversos parlamentarios, como la diputada Carmen Hertz, criticaron a los organizadores del evento. “Nadie invita a un Presidente a su casa para hacerle una encerrona”, señalaron.

Inquietud por desempeño comunicacional. Integrantes de los partidos de Socialismo Democrático esperan exponer estas preocupaciones en el cónclave que se realizará el próximo miércoles en Cerro Castillo.

Opinión de los expertos. Ex-Ante se contactó con otros cuatro expertos para consultarles sobre los riesgos que corren las máximas autoridades cuando están con un bajo porcentaje de aprobación en las encuestas (en la última Cadem, la aprobación del mandatario cayó 6 puntos llegando a un 27% de respaldo) y se exponen en situaciones en donde no tienen el control, como en una aparición por Cadena Nacional, por ejemplo. Vea aquí sus respuestas:

  • Cristián Valdivieso: El Presidente tiene que asumir que ya no es tan querido como era en la época en la que se había transformado en Rockstar, en época de elección, de segunda vuelta y cuando asumió en marzo. Hoy la gente le tiene más encono que admiración y amor. Desde esa aproximación debe cuidarse más, no puede exponerse tanto, porque cada vez que lo hace arriesga que le griten, que lo maltraten. Incluso puede eventualmente arriesgar algún ataque físico.
  • Entonces yo creo que lo importante es que asuma que es un personaje que tiene más aversión que admiración, por lo tanto, cualquier espacio, contexto, si su aparición está poco cuidada, arriesga desde lo que le pasó hoy en Conapyme o también eventualmente arriesgarse a acciones de violencia. El país está muy violento. Por lo tanto el Presidente no está ajeno a esa condición.
  • Pepe Auth: Los riesgos están a la vista. El día en que un Presidente decida no correr riesgos declina a gobernar. Es obvio que un Presidente con poco apoyo tiene más riesgo en la calle. Le ocurrió a Piñera y en otro nivel a Bachelet. Ahora, la probabilidad de que ocurra crece en la medida que tu popularidad disminuye. Además, la voluntad de la gente de protegerte se reduce.

Lagos, Piñera y Boric: Los tensos momentos que han vivido los presidentes en actos públicos T13
Lee También >

[VIDEO] Lagos, Piñera y Boric: Los tensos momentos que han vivido los presidentes en actos públicos

  • A medida que un Mandatario desciende en las encuestas, aumenta el riesgo de los emplazamientos verbales e incluso físicas y son situaciones muy difíciles de controlar para cualquier personaje público, en realidad, habiendo tantas personas con celular dispuestas a filmar.
  • Creo que el día que el Presidente decide dejar de participar en situaciones de riesgo deja de ser Presidente, por lo que es un inevitable. Lo que sí debe conseguir es intentar que no escale la pendiente del irrespeto y para eso debe actuar su entorno. El riesgo crece, pero el Presidente debe aprender a surfear esas situaciones, porque quedarse encerrado para no correr riesgos es la peor de las estrategias. El Presidente Piñera terminó encerrado.
  • Gonzalo Müller: Para un Presidente que tiene mala evaluación o que tiene un nivel de rechazo muy alto siempre va a ser complejo transitar por la calle o asistir a eventos en donde no tenga control. Por lo mismo, como le ocurrió en Conapyme, va a tener que medir muy bien la seguridad y las consecuencias de exponerse a las críticas cara a cara de ciudadanos anónimos que le van a expresar con fuerza ese malestar.
  • Siempre que hay una mala evaluación el riesgo que corre cualquier Mandatario, casi prácticamente en cualquier democracia, al salir a la calle, es encontrarse ya no con un porcentaje de rechazo, sino con rostros, con personas que le van a verbalizar su malestar y que lo van a confrontar.
  • Eugenio Tironi: Son riesgos. Pero también son oportunidades. Son riesgos si es que la autoridad en cuestión pierde el control, se atemoriza o cae en el extremo de agresividad. Son oportunidades cuando permiten reafirmar su entereza, su fortaleza y autoridad.
  • Ninguna buena autoridad puede sobrevivir si es que no encara situaciones de riesgo. Para eso uno las busca y las elige, para que encaren situaciones de riesgo que nosotros los humanos comunes y corrientes no sabemos encarar, para que nos protejan. Si la autoridad comienza a abandonar su agenda para no correr riesgos ahí sí que estaríamos en problemas.