Tendencias

La desconocida historia de cómo pistolero Sundance Kid mató a un policía chileno en Antofagasta

ex-ante
Ex Ante - La desconocida historia de cómo pistolero Sundance Kid mató a un policía chileno en Antofagasta
Por Ex-Ante
El diario El Industrial de Antofagasta publicó en su edición del 21 de agosto de 1905 que un pistolero estadounidense llamado Frank Boyd había matado esa madrugada a un policía de 24 años. Una investigación recogida en la edición de diciembre del Wild West History Association Journal reveló que se trataba del famoso asaltante del “Viejo Oeste”, Sundance Kid. La indagación, que incluyó la revisión del expediente, reconstruyó el desconocido episodio de la vida de los forajidos que inspiraron la aclamada película de 1969 “Dos hombres y un destino”, con Robert Redford y Paul Newman.

La pista. En 1902, la agencia de detectives Pinkerton de Estados Unidos publicó una circular donde nombraban a 3 sospechosos del asalto a un banco en el estado de Nevada. Uno de ellos era Harry Alonzo Longabaugh, el famoso pistolero y asaltante del “Viejo Oeste” conocido como Sundance Kid. Uno de sus alias, escribieron, era Frank Boyd.

  • La agencia Pinkerton, que seguía la pista de Sundance Kid por múltiples asaltos a bancos y a trenes junto a Butch Cassidy, recibió una pista cuatro años más tarde. En enero de 1906 emitieron un memorándum interno, a través de su oficina de Filadelfia, donde mencionaban que un informante de la oficina de correos los había alertado de que el hombre que buscaban había pasado por Chile.
  • Acá había tenido un problema con las autoridades locales, pero había logrado viajar a Argentina —donde había llegado inicialmente en 1901— con ayuda del cónsul estadounidense. Allá residía bajo el nombre de Frank Boyd.
  • Esos reportes fueron el punto de partida de una investigación publicada por la abogada Anne Meadows y su marido Daniel Buck, en la edición de diciembre del Wild West History Association Journal.
  • Es un capítulo desconocido en sus vidas”, dijo Meadows al diario The Guardian. “Ocurrió en el período entre Argentina y Bolivia donde nadie sabe realmente en qué andaban”, dijo la autora, quien en 1994 publicó el libro Desenterrando a Butch y Sundance, que no ha sido traducido al español.

 Agustín O'Ryan Soler, curicano condenado por abusos sexuales, sigue prófugo a una semana de su fuga RRSS
Lee También >

Agustín O'Ryan Soler: El hombre que lleva una semana prófugo tras ser condenado por abusos sexuales

El homicidio en Antofagasta. El nombre Frank Boyd —descubrieron Buck y Meadows— aparecía en una serie de artículos publicados por el diario El Industrial, donde lo mencionaban como el presunto autor de un homicidio ocurrido el 21 de agosto de 1905 en Antofagasta.

  • En la ciudad, beneficiada por el boom del salitre, vivían unas 30 mil personas, incluidos extranjeros provenientes de Alemania y Croacia. También había unos cuantos estadounidenses.
  • El primer artículo de El Industrial, titulado “Asesinato de un guardián de policía”, contaba que en el restaurante Universo de calle Maipú esquina 14 de febrero, cerca de la plaza Sotomayor del centro, un caballero estadounidense, bien vestido y que no hablaba español, comía esa madrugada, acompañado.
  • A las 4.30 am entró al local un policía, quien dijo al dueño que no tenía autorización para funcionar a esa hora. El dueño pidió a los comensales que se fueran, lo que habría molestado al ciudadano estadounidense. Molesto, habría desenfundado su revólver y amenazado al policía. Entonces habría entrado en escena un segundo policía, identificado como Arturo González, de 24 años, quien intentó detenerlo. El estadounidense le disparó a poca distancia, matándolo instantáneamente, consignó la crónica. Luego huyó.

La detención. Tras interrogar a los presentes, la policía averiguó que el pistolero se hospedaba en el hotel Colón del centro, donde lo detuvieron cuando iba a arrendar un carruaje para ir a Caleta Coloso, al sur de Antofagasta.

  • En la comisaría dijo a los policías, con la ayuda de un intérprete, que era originario de Pensilvania, donde había nacido el hombre conocido como Sundance Kid.
  • Butch Cassidy no habría estado con él cuando ocurrió el crimen y sólo se habría enterado al día siguiente.

La confesión. “Se ha quitado la incomunicación en que se tenía a Frank Boyd, el matador del guardián de policía Arturo González”, consignó una crónica del 30 de agosto de 1905 de El Industrial, que forma parte del archivo de la Biblioteca Nacional, reproducida en la investigación de Buck y Meadows.

  • “Parece que el criminal, confundido por las declaraciones de los numerosos testigos que comprobaban su culpabilidad, ha confesado plenamente su delito. Boyd, según se nos dice, está un poco enfermo y se le nota muy abatido, cabizbajo. Al hablar de su crimen dice que ha sido solamente una desgracia, a que lo llevó el licor”.

El expediente. Los investigadores Buck y Meadows escribieron que gracias al Archivo Nacional de Chile pudieron acceder al expediente de la causa, instruida por el juez de letras de Antofagasta, Luis Molina. La causa estaba caratulada como “homicidio”.

  • Relataron que en las 48 horas que siguieron al crimen, el juez interrogó a 11 testigos. Estos entregaron versiones contradictorias sobre las circunstancias previas al tiroteo, pero convergentes en que Boyd había disparado a González.
  • Lo que probablemente ocurrió, escribieron los investigadores, fue que Boyd estaba comiendo en el restaurante Universo con varias personas, posiblemente 2 dueños de prostíbulos, una prostituta, un oficial de Ejército chileno y un ciudadano peruano que hablaba inglés. Por razones no explicadas en el expediente, Boyd intervino en una discusión que estaba teniendo lugar en otra mesa, lo que llevó a que golpeara o abofeteara a una persona identificada como Carlos Legreze.
  • Poco después, el sargento de policía José Reyes cerró el restaurante por superar su hora permitida para operar, y los comensales salieron. En la calle Boyd continuó la discusión con Legreze, lo que lo dio paso a una disputa con la policía. Boyd sacó su revólver, lo movió de un lado a otro y disparó. Arturo González, quien habría estado a una distancia de entre un metro y medio y 20 metros, cayó muerto.
  • Entre los interrogados por el juez estuvo Thomas Fisher. Con ayuda de un intérprete dijo ser estadounidense, socio de Boyd y dedicarse al negocio del ganado. Dijo que había estado en prostíbulos con Boyd hasta las 2 de la madrugada, pero que cuando ocurrió el tiroteo ya se habían separado. Fue detenido también, pero liberado a las pocas horas por falta de pruebas. Los investigadores estimaron que Fisher era un alias de Butch Cassidy.
  • En su declaración, Boyd dijo tener 38 años, la edad que a la fecha tenía Sundance Kid. Dijo que pensó que los comensales de la otra mesa lo habían insultado y que abofeteó a Carlos Lagreze porque le preguntó, en inglés, qué iba a hacer al respecto. Dijo que una vez en la calle sacó su revólver porque pensó que lo perseguían y porque creyó ver, aunque no estaba seguro, a un soldado con un sable. Dijo que desenfundó, pero sin tener la intención de disparar.
  • El 29 de agosto declaró nuevamente y dijo no haber tenido motivo para matar a González y que su revólver se disparó por accidente, mientras retrocedía, ya que pensaba estaba siendo atacado.

Libertad bajo fianza. El 6 de septiembre de 1905, el fiscal Joaquín Elizalde presentó su acusación basada en la confesión de Boyd, por el delito de homicidio simple. Recomendó 4 años de cárcel para el pistolero.

  • El 29 de septiembre Boyd presentó una moción asegurando no era penalmente responsable de lo ocurrido, por lo que debía permitírsele salir en libertad bajo fianza.
  • El vicecónsul estadounidense en Antofagasta, Frank D. Aller, intervino. Firmó la moción y se hizo garante de la fianza, que ascendía a 5.000 pesos. Los investigadores describieron su vinculación con el caso, que incluyó también resguardar el dinero de Fisher durante las horas que estuvo detenido, como inusual. Destacaron que no había evidencias de que Aller hubiera reportado estas gestiones al Departamento de Estado.
  • El cónsul entregó su dirección en calle Sucre para el arresto domiciliario y al día siguiente dejaron a Boyd en libertad.

Muerte en Bolivia. En julio de 1909, el cónsul escribió a la representación estadounidense en La Paz, Bolivia, que un ciudadano estadounidense llamado Frank Boyd era buscado en Antofagasta y que las cartas dirigidas hacia él en Bolivia no están recibiendo respuesta.

  • El cónsul ya habría escuchado que Boyd y su compañero habían muerto en la localidad de San Vicente y habían sido enterrados como “desconocidos”, por lo que una posibilidad era que estuviera buscando pruebas documentales de su muerte, escribieron los investigadores.
  • Esa muerte fue recreada en la película de 1969 de George Roy Hill “Butch Cassidy and the Sundance kid”, que en Chile se tradujo como “Dos hombres y un destino”. En ésta, Robert Redford como Sundance Kid y Paul Newman como Butch Cassidy arremetieron con sus revólveres en contra de las fuerzas bolivianas, que los superaban en número y poder de fuego. La cinta ganó 4 Premios Oscar y fue una de las nominadas a Mejor Película.
  • En enero de 1911, la delegación estadounidense envió al cónsul Aller un reporte sobre “dos ciudadanos americanos asesinados” en San Vicente, “cuyos nombres se desconocen”. No hay evidencias de que Aller haya hecho gestiones posteriores a eso.