Mundo

Escritora de libros infantiles es acusada de abusos y maltratos contra sus hijos adoptivos

Twitter
Por T13
La mujer junto a su esposo fueron detenidos y enfrentan cargos por maltrato infantil agravado, negligencia infantil con gran daño corporal y detención ilegal.

Un lamentable caso generó conmoción en el estado de Florida, Estados Unidos, luego de que la policía arrestara y presentara cargos judiciales contra Jennifer Wolfthal, autora de libros infantiles y su esposo Joseph Wolfthal, por maltrato infantil contra sus tres hijos adoptivos de once, nueve y ocho años.

Jennifer es acusada de abusar, maltratar y ser negligente con sus tres hijos adoptivos según informaron los medios locales.

La mujer ya había sido arrestada con anterioridad el 1 de enero, luego que su esposo llevara a la menor de ocho años a un hospital por heridas en su cuerpo, según los datos entregados por la Oficina del Sheriff del Condado de Seminole que fueron consignados por medios locales.

En aquella oportunidad el hombre aseguró que las heridas de la niña se trataban de un supuesto accidente doméstico. Lo anterior no fue creído por la policía, lo que motivó a que iniciaran una investigación dentro del núcleo familiar.

A esto se sumó que en el hospital los médicos detectaron que la niña padecía neumonía, una infección por estafilococos e insuficiencia hepática. A esto se sumaron signos de desnutrición, hematomas, una infección cutánea y heridas no sanadas.

Así fue como los agentes fueron hasta el hogar de la familia y se encontraron con que otra menor de once años y un niño de nueve, presentaban moretones, estaban desnutridos y evidenciaban señales claras de maltrato.

Los menores dieron su testimonio a los oficiales y relataron los malos tratos de los que constantemente eran víctimas. Producto de lo anterior, los niños fueron llevados a hogares sustitutos para velar por su seguridad.

Con todos estos antecedentes la pareja ahora enfrenta cargos por maltrato infantil agravado, negligencia infantil con gran daño corporal y detención ilegal.

La peor parte se la llevó la mujer, puesto que sigue detenida sin fianza establecida, mientras que el padre recibió el dictamen del pago de una fianza de 210 mil dólares.