Mundo

Arqueólogos egipcios descubren ciudad romana de casi dos milenios

dw
Deutsche Welle
Por Deutsche Welle
Se trata de la "ciudad residencial más importante" de los romanos en la provincia de Lúxor, anunciaron autoridades egipcias.

Una misión arqueológica de Egipto anunció este martes el hallazgo de "una ciudad residencial completa" de la época del Imperio romano durante los trabajos de excavación en la ribera oriental del río Nilo, en la ciudad histórica meridional de Lúxor, informó en un comunicado el Ministerio egipcio de Turismo y Antigüedades.

El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mostafa Waziri, explicó que este descubrimiento aporta información sobre "la ciudad residencial más importante y antigua en la orilla oriental de la provincia de Lúxor, que se considera una extensión de la antigua ciudad de Tebas", que fue la capital del Antiguo Egipto, en tiempos de los imperios Medio y Nuevo.

La momia de un adolescente que fue enterrado con un
Lee También >

La momia de un adolescente que fue enterrado con un "corazón de oro" hace 2.300 años en Egipto

Asimismo, detalló que, durante la excavación cerca del templo de Lúxor, la misión encontró "varios edificios residenciales y dos palomares de los siglos II y III, además de varios talleres de fabricación y fundición de metales" con "vasijas, botellas de agua, frascos, lámparas de cerámica, utensilios de moler, así como monedas romanas de cobre y bronce".

Continuarán excavando

También aseguró que la misión continuará con la excavación en esta localización arqueológica, ante la posibilidad de "desvelar más secretos de esta ciudad".

Por su parte, el director general de Antigüedades del Alto Egipto, Fathi Yasin, dijo que "dentro de los palomares se encontraron varias vasijas de cerámica que se usaban como nidos para las palomas" y que, de acuerdo con los estudios preliminares, "comenzaron a utilizarse a partir de la época romana".

La misión continuó excavando en la zona del palacio de Andraos en septiembre de 2022, donde halló un número de lámparas y ánforas de la era bizantina, además de monedas romanas de bronce y parte de un muro romano, entre otros íconos arqueológicos que datan en diferentes épocas.