Mundo

Asteroide del tamaño de la Torre Eiffel se dirige a la Tierra en diciembre

dw
Deutsche Welle
Por Deutsche Welle
La NASA clasifica el asteroide como potencialmente peligroso, debido a su tamaño y a las aproximaciones previstas. Aun así, pasará unas 10 veces más lejos de nosotros que la Luna, por lo que no hay motivo de alarma.

El 11 de diciembre, el asteroide bautizado como 4660 Nereus pasará por delante de la Tierra a una distancia de unos 3,9 millones de kilómetros y a una velocidad de 6,578 km/s, según el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA. 

El trozo de roca con forma de huevo tiene un diámetro de 330 metros, similar al tamaño de la Torre Eiffel en altura (de unos 300 metros).

El asteroide, llamado 4660 Nereus, ha sido rastreado por los científicos durante décadas y fue descubierto por primera vez en 1982 por la astrónoma estadounidense Eleanor Helin, según Newsweek.

Un acercamiento no peligroso 

Aunque en términos astronómicos no es muy lejos –el asteroide está clasificado como potencialmente peligroso (PHA) debido a su tamaño y proximidad a la Tierra–, el "acercamiento" sigue estando muy lejos en términos humanos.  

A modo de comparación, la distancia entre la Tierra y la Luna es mucho menor: unos 385.000 km. En otras palabras, el asteroide pasará unas 10 veces más lejos de nosotros que la Luna, por lo que no hay motivo de alarma.

Un evento no muy exótico

Según informa Newsweek, no es raro que los asteroides se acerquen a nuestro planeta. De hecho, ocurre todos los días, pero la mayoría no llama la atención porque son muy pequeños o están muy lejos de nosotros.

De hecho, la Tierra es "golpeada" por unas 100 toneladas de material espacial cada día, según el CNEOS, pero la mayor parte es solo polvo o diminutos fragmentos de hielo procedentes de cometas.

NASA planea envío de sonda para el estudio de asteroides

Por otra parte, el asteroide 4660 Nereus es extremadamente emocionante para los investigadores, ya que su trayectoria la acerca a la Tierra una y otra vez. Esto haría posible su estudio la próxima vez que se aproxime a la Tierra.

Se espera que el 4660 Nereus se acerque a nuestro planeta una vez más el 14 de febrero de 2060, cuando pase a una distancia de unos 1,2 millones de kilómetros. Para 2060, la agencia espacial estadounidense NASA ya está barajando la idea de lanzar una sonda al asteroide en esa fecha.