Mundo

Cáncer de mama: por qué prueban la aspirina en un tratamiento contra el cáncer de pecho agresivo

bbc
Por BBC News Mundo
Científicos en Reino Unido están realizando pruebas para ver si se puede replicar en humanos los resultados alentadores que el fármaco ha tenido en animales.

Beth Bramall dice que "no hay cáncer fácil", pero el de mama triple negativo es "particularmente agotador".

La británica fue diagnosticada en 2019 y le dijeron que hay "pocas opciones de tratamiento" para ese tipo, y las que hay son "largas y debilitantes".

"Me derrumbó, con efectos secundarios de pérdida de cabello, náuseas, dolor articular y muscular, diarrea y estreñimiento, ardor en palmas y pies, migrañas, sudores nocturnos y fatiga como nunca antes había conocido", cuenta la mujer de Hampshire, en el sur de Inglaterra.

"Tengo la suerte de haber tenido una respuesta patológica completa al tratamiento. Y tengo más de dos años de tratamientos y exploraciones por delante", explica.

Para este tipo de cáncer, científicos en Reino Unido están investigando el impacto positivo que puede tener un fármaco muy común: la aspirina.

Un equipo en Manchester está realizando pruebas para ver si se puede replicar en humanos los resultados alentadores que ha tenido en animales.

Beth BramallBreast Cancer Now

Pero ¿por qué una píldora que ayuda para la jaqueca podría también ayudar en el tratamiento contra el cáncer?

La píldora antiinflamatoria

La aspirina puede ayudar en el tratamiendo del cáncer de mama agresivo al hacer que los tumores difíciles de tratar respondan mejor a los medicamentos contra el cáncer, según los investigadores.

Sospechan que las propiedades antiinflamatorias del fármaco, más que su efecto analgésico, es lo que ayuda a combatir el cáncer de mama triple negativo.

Pero es demasiado pronto para recomendar a las personas que empiecen a tomarlo. Se necesita más investigación.

El cáncer de mama triple negativo es uno de los menos comunes, pero a menudo resulta más agresivo. Afecta de manera desproporcionada a mujeres jóvenes y en particular las de la comunidad negra.

Los tumores que genera carecen de receptores que tienen otros cánceres de mama, lo que significa que ciertos tratamientos, como herceptin, no funcionan.

Getty Images

En una prueba a realizarse en Reino Unido, a algunas pacientes se les administrará aspirina y avelumab, un fármaco de inmunoterapia, antes de recibir cirugía y tratamiento de quimioterapia.

Si los médicos ven evidencia favorecedora podrían realizarse más ensayos clínicos de aspirina y avelumab para el cáncer de mama triple negativo secundario incurable, que es la etapa cuando las células cancerosas se diseminan a otras partes del cuerpo.

"Muy disponible"

La directora de la prueba, la doctora Anne Armstrong, dice que "no todos los cánceres de mama responden bien a la inmunoterapia", por lo que encontrar alternativas es muy valioso.

"Probar el uso de un fármaco como la aspirina es emocionante, porque está muy disponible y es económico de producir", señala.

"Esperamos que nuestro ensayo demuestre que, cuando se combina con inmunoterapia, la aspirina puede mejorar sus efectos y, en última instancia, puede proporcionar una nueva forma segura de tratar el cáncer de mama".

Rebecca Lee, otra médica en la investigación, dijo que sus hallazgos de laboratorio sugirieron que la aspirina puede hacer que ciertos tipos de inmunoterapia sean más efectivos al evitar que el cáncer produzca sustancias que debilitan la respuesta inmunitaria.

"Esperamos que la aspirina pueda reducir la inflamación grave para que el sistema inmunológico pueda continuar con la tarea de matar las células cancerosas".

*Con información de Michelle Roberts, editora de Salud de la BBC.