Mundo

EEUU restringe la entrada a cubanos, nicaragüenses, haitianos y venezolanos

bbc
Por BBC News Mundo
La cuota de migrantes se limitará a quienes tengan a un patrocinador estadounidense.

Estados Unidos permitirá la entrada cada mes de hasta 30.000 migrantes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, pero endurecerá las restricciones para aquellos que intenten cruzar la frontera con México sin la documentación necesaria.

"Estas medidas ampliarán y acelerarán las vías legales para una migración ordenada y tendrán nuevas consecuencias para quienes no utilicen esas vías legales", dijo la Casa Blanca este jueves en un comunicado.

La cuota de migrantes se limitará a quienes tengan a un patrocinador estadounidense, y aquellos que intenten entrar de forma ilegal serán expulsados bajo la norma sanitaria conocida como Título 42 y con la intervención de la policía, en coordinación con México.

Y aquellos que intenten entrar de forma ilegal serán expulsados bajo la norma sanitaria conocida como Título 42 con la intervención de la policía y en coordinación con México.

Ante ello, Biden urgió a aquellos que quieren migrar a que usen el nuevo procedimiento en lugar de tratar de llegar al país por sus propios medios.

Ovidio Guzmán: quién es el hijo de
Lee También >

Ovidio Guzmán: quién es el hijo de "El Chapo" detenido al que acusan de liderar el cartel de Sinaloa

"No se presenten en la frontera. Quédense donde están y soliciten (el acceso) de forma legal", dijo Biden.

"Si tu solicitud es aprobada, podrás entrar. Si es denegada o intentas cruzar a Estados Unidos de forma ilegal, no te será permitido el acceso".

En octubre ya se lanzó un programa similar para venezolanos, con un cupo de 24.000 al año, que a su vez estaba basado en un plan para ucranianos que huían de la guerra con Rusia, y ahora se amplía a otras nacionalidades con el objetivo de aliviar la presión migratoria en la frontera sur de EE.UU.

"Éxito" del plan para venezolanos

De hecho, según informaron funcionarios de la administración Biden este jueves, la ampliación se basa en el "éxito" del plan destinado a los inmigrantes venezolanos.

EEUU restringe la entrada a cubanos, nicaragüenses, haitianos y venezolanos

"Se ha comprobado que una vía legal simplificada reduce la migración irregular y facilita una migración segura y ordenada", dijo un funcionario a los periodistas.

Según las autoridades, gracias al plan para los venezolanos se ha reducido en un 90% el número de los migrantes de esa nacionalidad que llegan a la frontera, una caída "dramática" en la cifra de aquellos que "eligen arriesgar sus vidas usando traficantes".

Las cifras récord de llegada de migrantes y detenciones ha supuesto para Biden un creciente dolor de cabeza político.

Más de dos millones de personas fueron arrestadas tratando de cruzar la frontera en el último año fiscal, que terminó el 30 de septiembre, lo que supuso un aumento del 24% con respecto al año anterior.

EEUU restringe la entrada a cubanos, nicaragüenses, haitianos y venezolanos

En diciembre, la media diaria de detenciones en la frontera terrestre fue de entre 700 y 1.000, sin contar aquellos migrantes de Cuba y Haití que trataron de llegar a territorio estadounidense por mar.

Del total de detenciones, cerca de 500.000 correspondieron a ciudadanos venezolanos, cubanos y nicaragüenses.

Título 42

Aquellos migrantes que no tengan patrocionador e intenten acceder a EE.UU. de forma ilegal serán expulsados en base al Título 42.

Este título, una antigua regla de salud pública activada durante la presidencia de Donald Trump, permitía expulsar a migrantes por la emergencia sanitaria del coronavirus sin que tuvieran la oportunidad de pedir asilo.

Según las autoridades estadounidenses de entonces, se introdujo para ayudar a prevenir la propagación de la covid-19 en los centros de detención.

Pasada la pandemia, la medida, sin embargo, se mantiene.

Desde las organizaciones que abogan por los derechos de los migrantes se la tachó de ser una "política antiinmigración disfrazada de medida para proteger la salud".

Desde que entró en vigor en marzo de 2020, en base a esta regla los migrantes fueron expulsados de EE.UU. más de 2,4 millones de veces sin poder solicitar asilo.

El Título 42 se aplicó de forma desproporcionada a aquellos de nacionalidades que México acepta recibir: además de los ciudadanos propios, guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y más recientemente venezolanos.

Solo en el último año fiscal, de los devueltos al otro lado de la frontera 962.000 procedían de México, Guatemala, Honduras y El Salvador, y menos de 10.000 de Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Eliminar el Título 42 fue una de las principales promesas de campaña de Biden, y un juez federal de Washington había fijado el 21 de diciembre como plazo máximo para desactivarlo, por considerarla "caprichosa" y "arbitraria".

Pero tras un recurso de emergencia presentado por una serie de estados con gobiernos republicanos para mantenerlo en vigor y evitar así "exacerbar la catástrofe que ya está ocurriendo en la frontera sur", la Corte Suprema la ha mantenido.

El nuevo anuncio llega un día después de que Biden informara de que la semana que viene visitará la frontera de camino a México, donde participará en la Cumbre de Líderes de América del Norte, la reunión trilateral anual entre el primer ministro de Canadá y los presidentes de México y EE.UU.