Mundo

El caso de la alemana que se unió a Estado Islámico y es juzgada por dejar morir de sed a una niña

Jennifer W, que se había trasladado a Irak para sumarse al autodenominado Estado Islámico, enfrenta una posible condena de cadena perpetua por los crímenes de asesinato y secuestro.

El caso de la alemana que se unió a Estado Islámico y es juzgada por dejar morir de sed a una niña

Una mujer que dejó morir de sed a una niña de 5 años que había comprado como esclava en Irak empezó a ser juzgada por asesinato y secuestro en Alemania.

Jennifer W, una ciudadana alemana de 27 años, había viajado a Medio Oriente para integrarse al autodenominado Estado Islámico.

Y junto a su esposo compró a la menor de edad cuando estaban en la ciudad iraquí de Mosul, durante su ocupación por parte de EI, en 2015.

Un día, el esposo de Jennifer dejó a la niña amarrada con cadenas afuera de su casa, bajo el sol y sin ningún tipo de hidratación, lo que le causó la muerte.

Y según la acusación, sustentada en varios testimonios de personas cercanas a la pareja, la mujer no hizo nada por salvar a la niña, por lo que está siendo acusada de asesinato, crímenes de guerra y secuestro, entre otros cargos.

Si es hallada culpable durante el juicio -que se inició este martes en Munich y se extenderá hasta septiembre-la mujer podría enfrentar una condena de cadena perpetua.

Niña yazidí

La niña, según reportaron varios medios, era de origen yazidí, la minoría religiosa que habitaba el norte de Irak, y había sido ofrecida como esclava junto a un grupo de "prisioneros de guerra" que los militantes de Estado Islámico llevaron hasta Mosul.

En 2014, muchos miembros de esta minoría fueron capturados y esclavizados por las fuerzas yihadistasque azotaron el norte del país.

Reuters

"Después de que la niña se enfermara y mojara el colchón donde dormía, el esposo de la acusada la encadenó en la parte exterior de su residencia y la dejó agonizar bajo un fuerte sol", se puede leer en el documento en el que se acusa a Jennifer W.

"La acusada le permitió todo esto a su esposo y no hizo nada para salvar a la niña", agrega el escrito.

Hasta ahora se desconoce el paradero y la identidad del esposo de la mujer, pero algunos medios locales señalan que es un miembro de Estado Islámico que vive en la frontera entre Turquía e Irak.

Jennifer W, sin embargo, fue arrestada en enero de 2016 por la policía de Turquía, cuando intentaba renovar sus documentos de identidad en la embajada alemana de Ankara.

Viaje a Turquía

Según las autoridades, en 2014, Jennifer W. viajó a Irak desde Alemania y se convirtió en miembro de la denominada "policía de la moral" del grupo yihadista.

Su rol principal era patrullar las calles de Mosul y Faluya armada con un fusil y un chaleco cargado de explosivos.

"Su tarea consistía en que las mujeres cumplieran con las normas de comportamiento impuestas por el califato", se puede leer en el documento acusatorio.

Getty Images

Luego de su arresto en Turquía en 2016, Jennifer W fue extraditada a Alemania, donde fue liberada después de que no se hallaran pruebas contundentes en su contra.

Pero en junio del año pasado fue capturada de nuevo cuando intentaba huir hacia Siria y desde entonces se encuentra bajo custodia policial.

Se espera que en el juicio testifique la madre de la menor, quien también trabajaba como esclava de la pareja.

Una de sus representantes legales es la reconocida abogada de derechos humanos Amal Clooney.

"Nuestro cliente quiere justicia en este caso, además de aprovechar la oportunidad para relatar su sufrimiento y el de su hija", le dijo Natalie von Wistinghausen, otra de sus abogadas, al diario The New York Times.

Por su parte, la premio Nobel de la Paz Nadia Murad, quien pertenece a la minoría yazidí, señaló la importancia del caso.

"Cada sobreviviente que he conocido y con el que hablado está esperando lo mismo para todos los perpetradores de crímenes contra los yazidíes: que sean llevados ante la justicia", expresó Murad.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Mundo