Mundo

Tormenta Elliot: por qué esta bomba ciclónica en EE.UU. es tan poderosa

bbc
Por BBC News Mundo
En EE.UU. se han registrado al menos 50 muertes por la tormenta invernal, pero además hay miles de vuelos cancelados, carreteras intransitables y cortes de electricidad.

Elliot se ha convertido en una tormenta invernal cuya extensión no tiene precedentes, pues las gélidas temperaturas que ha causado se han sentido desde Canadá hasta el sur del Río Grande en EE.UU.

Este fenómeno meteorológico ha hecho que en estados como Montana el termómetro alcance grados tan bajos como los -45 ºC, y que el cálido Florida experimente su Navidad más fría en 33 años, donde algunas zonas registraron temperaturas de -8 ºC.

El temporal ya ha causado la muerte de 50 personas en suelo estadounidense, de las que 25 eran residentes de Buffalo, una ciudad neoyorquina acostumbrada a la nieve, pero que en esta ocasión ha visto su peor tormenta invernal desde 1977.

También se informó de muertes en Vermont, Ohio, Misuri, Wisconsin, Kansas y Colorado.

Tanto en EE.UU como en Canadá hay carreteras intransitables, miles de vuelos cancelados y cortes de electricidad y agua potable.

Casa congelada en Buffalo, NYEPA

Elliot fue catalogado este fin de semana como un "ciclón bomba", lo que supone un cambio en la presión atmosférica de 24 milibares en un periodo de 24 horas o menos.

Y fue potenciado por otro fenómeno atmosférico llamado "vórtice polar" que, si bien siempre ha existido, no afecta las temperaturas todos los años como ha ocurrido en estos días.

Por eso en esta nota te contamos qué es y te explicamos por qué la tormenta Elliot ha sido tan poderosa.

Frío "encerrado" en el Polo Norte

El término vórtice polar apareció por primera vez en 1853 en la revista estadounidense Living Age, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

El nombre se refiere a masas de aire frío y de bajas presiones que se ubican en la troposfera (capa de la atmósfera hasta los 12 km de altura) y la estratósfera (entre 12 y 50 km de altura), y que giran a diferentes velocidades en sentido contrario a las agujas del reloj sobre el Polo Norte y el Polo Sur.

Gracias a ellas, el aire frío y denso se mantiene sobre los polos.

Una persona llega al aeropuerto en medio de la tormenta de nieveEPA

Los vórtices se hacen más fuertes y amplios en los inviernos y se debilitan durante los veranos.

Múltiples factores climáticos hacen que ese aire frío "encerrado" por el vórtice polar se libere repentinamente y descienda hasta las capas inferiores de la atmósfera, desencadenando los estragos que ocurren actualmente.

Uno de estos factores es la intrusión de masas de aire más cálidas que pueden desestabilizar el vórtice y enviar aire ártico hacia el sur, explica la NASA.

¿Qué hizo a Elliot una tormenta tan fuerte?

De acuerdo con el meteorólogo Carlos Anselmi Molina, del Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU., Elliot, precisamente, comenzó como un vórtice polar y luego se desarrolló en un "ciclón bomba".

Ocurrió por varios factores meteorológicos que coincidieron con el desplazamiento de las masas de aire frío del Polo Norte.

En primer lugar, indicó el experto, "hubo una interacción de dos bajas presiones que se combinaron. Una estaba ubicada en el medio oeste, cercana al estado de Illinois y Canadá, y otra sobre las Carolinas".

Pero, además, "tuvimos el máximo de vientos de la corriente de chorro o jet stream".

Reuters

La "corriente de chorro" es una corriente de aire que circula a alta velocidad en la atmósfera, determinando el clima de gran parte del hemisferio norte.

Este jet stream está "empujando" el aire frío más al sureste de lo habitual, lo que hace que las temperaturas heladas alcancen todo EE.UU. continental.

Nevadas en Japón dejan 18 muertos y un centenar de heridos DW
Lee También >

Nevadas en Japón dejan 18 muertos y un centenar de heridos

También se mezcló una masa de aire caliente que estaba ubicada en el este de EE.UU., así como una corriente de vientos fuertes en la parte baja de la atmósfera, lo que ayudó a que las temperaturas descendieran aún más.

"Y esos factores, tanto en la parte alta de la atmósfera como en la parte baja, junto a la diferencia en las temperaturas de la superficie, fueron las causantes de proveer las condiciones para que ocurriera el fortalecimiento extremo del ciclón bomba", sostuvo Anselmi Molina.