Mundo

Biden promulga una ley que protege matrimonio homosexual en Estados Unidos

AFP - Presidente Joe Biden
Por AFP
"Estados Unidos da un paso vital hacia la igualdad, la libertad y la justicia, no solo para algunos, sino para todos", sostuvo el mandatario al respecto.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó este martes una ley que protege el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país, durante un acto en la Casa Blanca ante miles de invitados. 

Al promulgar el texto, el presidente afirmó que "Estados Unidos da un paso vital hacia la igualdad, la libertad y la justicia, no solo para algunos, sino para todos".

Es un momento especial para Biden, que hace diez años, cuando era vicepresidente de Barack Obama, se declaró a favor del matrimonio para todos.

La aprobación final de la ley por parte del Congreso la semana pasada fue una de las pocas muestras de bipartidismo en un Washington profundamente dividido. 

Para celebrarlo, Biden se reunió con un grupo de congresistas republicanos y demócratas en los jardines de la Casa Blanca, junto con activistas y personas involucradas en acciones legales a favor del matrimonio para todos en el país.

También había invitados del mundo de la música y del espectáculo.

Tammy Baldwin, la primera senadora estadounidense abiertamente homosexual, dijo que estaba "muy contenta" por la firma de la ley, que ayudó a redactar en el Congreso. 

"Hoy hacemos historia y marcamos una diferencia para millones de estadounidenses", afirmó en un comunicado. "Le estamos diciendo a millones de parejas del mismo sexo e interraciales que las vemos y las respetamos".

Fusión nuclear: el hito que lograron científicos y qué significa para el futuro de la energía limpia
Lee También >

Fusión nuclear: el hito que lograron científicos y qué significa para el futuro de la energía limpia

"Tranquilidad"

Esta ley "dará tranquilidad a millones de parejas LGTBQI+ e interraciales a quienes finalmente se les garantizarán los derechos y protecciones a los que ellos y sus hijos tienen derecho", dijo el lunes Karine Jean-Pierre, primera mujer negra y lesbiana en el cargo de portavoz de la Casa Blanca.

Las uniones entre personas del mismo sexo están garantizadas por la Corte Suprema de Estados Unidos desde 2015. Pero después del histórico giro de este tribunal en junio sobre el aborto, muchos progresistas temían perder este derecho. 

La ley promulgada este martes deroga las legislaciones anteriores que definían el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer y prohíbe a funcionarios -sin importar el estado en el que trabajen- discriminar a las parejas por "sexo, raza, etnia u origen". 

La ley fue aprobada por todos los congresistas demócratas y 39 republicanos. Un total de 169 miembros del partido conservador se opusieron.

Una gran mayoría de estadounidenses apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo, incluso en las filas republicanas, aunque la derecha religiosa lo rechaza. 

"¿A quién amas?"

El presidente estadounidense fue uno de los primeros líderes políticos en apoyar, en la cúpula del Estado, el matrimonio gay.

Siendo vicepresidente, Biden de cierta forma se saltó a Barack Obama declarándose públicamente favorable al matrimonio para todos, en momentos en que la administración buscaba la mejor manera de oficializar la posición del presidente demócrata que se postulaba a un segundo mandato.

"Es una pregunta sencilla: ¿a quién amas? ¿A quién amas? y ¿serás fiel a la persona a la que amas?", dijo Joe Biden en una entrevista en televisión, que dio mucho que hablar. 

"No tengo el menor problema con que los hombres se casen con hombres y las mujeres se casen con mujeres con exactamente los mismos derechos que los hombres que se casan con mujeres", dijo. 

Una vez en la Casa Blanca, el demócrata de 80 años nombró ministro de Transportes a Pete Buttigieg, que se convirtió en la primera persona abiertamente homosexual confirmada por el Senado para un cargo de esta responsabilidad. 

Además, Biden autorizó pasaportes estadounidenses que permiten declarar el género "X" y no solo "M" (masculino) o "F" (femenino). También levantó la prohibición de servir en el ejército a las personas transgénero, que había sido implementada por el expresidente republicano Donald Trump.