Mundo

Bolsonaro tuvo que comer pizza en la vereda en Nueva York por no estar vacunado contra el COVID-19

Twitter
Por AFP
El Presidente de Brasil fue cuestionado por el propio alcalde de Nueva York, quien cuestionó que viajara a Estados Unidos sin haber recibido la vacuna contra el COVID-19.

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó a Nueva York sin estar vacunado, como lo exigían las autoridades locales y recomiendan Naciones Unidas, provocando la indignación del alcalde de la ciudad, Bill de Blasio.

En el encuentro que sostuvo este lunes con el primer ministro británico, Boris Johnson, el mandatario sudamericano alardeó: "todavía no me he vacunado", dijo entre risotadas mientras su interlocutor recomendaba la vacuna británica AstraZeneca.

Pero al alcalde de Nueva York, el demócrata de Blasio, no le ha gustado demasiado la actitud de Bolsonaro. 

Corte Suprema ordena investigar a Bolsonaro por noticias falsas sobre elecciones en Brasil AFP
Lee También >

Mitad de los brasileños creen que Bolsonaro puede dar un golpe de Estado

"Debemos enviar un mensaje a todos los líderes del mundo, incluido y muy particularmente a Bolsonaro, de Brasil, que el que quiera venir tiene que estar vacunado", porque "todos deberíamos estar seguros juntos", dijo de Blasio a la prensa.

El alcalde exigió la semana pasada que todos los miembros de las delegaciones que participen en la Asamblea General de Naciones Unidas que inicia este martes, estén vacunados.

Pizza en la vereda 

El presidente brasileño fue fotografiado el domingo cenando de pie un pedazo de pizza en una calle de Nueva York, debido, según la prensa brasileña, a su rechazo a vacunarse contra el coronavirus.

En todos los lugares públicos de Nueva York es necesario mostrar el certificado de vacunación con un documento de identidad.

"Cena de lujo en Nueva York", bromeó en Twitter el ministro de la Secretaría de la Presidencia, Luiz Eduardo Ramos, en un tuit publicado el domingo por la noche e ilustrado con una foto de Bolsonaro disfrutando de un pedazo de pizza junto a varios miembros de su delegación.

"Vamos de Pizza con Coca Cola", escribió en Instagram el ministro de Turismo, Gilson Machado.

"A Bolsonaro le gusta simular simplicidad y modestia en momentos así (...), pero no se trata de gusto o elección, sino de una imposición de la ley vigente en Nueva York", explicó el célebre columnista Reinaldo Azevedo en el portal de noticias UOL.

El presidente brasileño pronunciará el primer discurso en la Asamblea General de la ONU el martes, antes de su homólogo estadounidense, Joe Biden. 

Muy criticado por su gestión de la crisis sanitaria, Bolsonaro, que suele decir que ya está inmunizado tras haberse contagiado de coronavirus el año pasado, ha afirmado reiteradamente que será "el último brasileño" en recibir una vacuna anticovid, de la que ya se han inyectado 222 millones de dosis en su país.

Más de 590.000 personas han muerto en Brasil por el COVID-19.

Tras llegar a Nueva York el domingo por la noche, tuvo que usar la puerta trasera para ingresar a su hotel y no toparse con los manifestantes que lo esperaban frente a la entrada principal a gritos de "¡Fuera Bolsonaro!", según la prensa.