Mundo

Captan por primera vez imágenes en directo de un virus infectando una célula

dw
Deutche Welle - Referencial de célula
Por Deutsche Welle
Además de esta impresionante hazaña, los hallazgos aportan nuevos conocimientos sobre la mecánica fundamental de la infección viral.

Científicos de la Facultad de Medicina de Harvard lograron grabar por primera vez todos los pasos que sigue un virus al entrar e infectar una célula viva en tiempo real y en tres dimensiones utilizando imágenes avanzadas, denominadas microscopía de lámina de luz de red, así como manipulación química y genética. 

En la primera mitad del video (ver aquí en la página de la Escuela de Medicina de Harvard), se puede observar cómo el virus, diseñado para producir proteínas de espiga del SARS-CoV-2 (marcadas en rosa), se fusiona con la membrana de la célula, que luego forma un nuevo compartimento celular llamado endosoma.

Cuando el virus se une a la membrana del endosoma, se puede ver cómo inyecta su ARN, o su material genético (marcado en azul), en el citosol, una sustancia semilíquida dentro de las células. 

Estos son los primeros pasos de la infección y replicación viral, vistos por primera vez en tiempo real y en tres dimensiones. 

La segunda parte del vídeo muestra muchos de estos virus dentro de la célula. El vídeo abarca 4 minutos de actividad, con instantáneas tomadas cada 4 segundos, según el comunicado de la Universidad de Harvard.

Familia recorre el mundo antes que sus hijos pierdan la vista por una enfermedad
Lee También >

Familia recorre el mundo antes que sus hijos pierdan la vista por una enfermedad

Nuevos métodos para intervenir antes de la aparición de COVID-19

Además de esta impresionante hazaña, los hallazgos, publicados en PNAS, aportan nuevos conocimientos sobre la mecánica fundamental de la infección viral y podrían indicar el camino hacia nuevos métodos para intervenir antes de la aparición del COVID-19.

Por ejemplo, los investigadores descubrieron que los virus solo se fusionan con las membranas y liberan sus genomas en condiciones ambientales específicas. Requieren un entorno ligeramente ácido, entre pH 6,2 y 6,8, similar al pH de la saliva y la orina. 

"Los endosomas tienen esa acidez, y las mediciones del equipo confirmaron que ese es también el rango de pH dentro de una nariz humana típica, donde suele comenzar la infección del SARS-CoV-2", se lee en el comunicado.

"Curiosamente, la medición del pH de la cavidad nasal no se había hecho nunca antes", señaló, por su parte, el coautor del trabajo, Tomas Kirchhausen.